«Vuelo de las aves» Evento majestuoso y digno de admirar

Vuelo de las aves
Vuelo de las aves

Siempre que elevamos nuestra mirada al cielo, no podemos evitar quedar maravillados con el vuelo de las aves. Este es un evento por demás maravilloso, su despegue, sus piruetas, el cómo se elevan y como se van en picada.

El vuelo es una facultad que solo poseen las aves, a través de este son dominantes en el aire. Y logran retar la naturaleza del hombre día a día.

¿Cómo el vuelo de las aves logra dominar la gravedad?

Su desplazamiento en el aire lo ejecutan al igual que lo hacen los aeroplanos. Aprovechan en completa totalidad las corrientes de aire, y con este logran elevarse. Y lo controlan de tal manera que le proporcionan velocidad durante el desplazamiento.

La forma característica de sus alas ofrece menos resistencia en este medio aéreo.

Lo que provoca que el paso del aire agregue diferentes velocidades entre las dos caras del ala.

Mientras más distancia recorre mas rapidez tiene el parte superior.

Debido que el aire corre mas lento, quedando atrapado en la parte inferior del ala, por la forma cóncava que posee.

Es por ello, que se genera una fuerza ascendente en el ala, y este es suficiente para lograr la elevación de este animalito el cual vence la gravedad. Las diferentes velocidades del aire aumentan o disminuye según el ángulo de incidencia del ala contra el aire.

A este cambio de posición se le denomina ángulo de embestida, y aprovecha asimismo para aumentar o reducir la velocidad y elevación.

Estrategias que utiliza para evitar la turbulencia

Si comparamos el modelo de vuelo de las aves con las alas rígidas de un avión, se puede denotar que, al acrecentar la rapidez de vuelo, se forman turbulencias en la parte final de la cara superior, las cuales inducen que el aire disminuya el resultado ascendente.

Para impedir esta dificultad, las aves tienen una organización llamada álula. Que se constituye de una o varias plumas cortas y severas localizadas en el dedo pulgar. Con la función de cortar el aire desde la cara anterior del ala impidiendo las turbulencias que consiguiesen ser inevitables y letales durante el vuelo.