Home ARQUITECTURA DISEÑO Y DECORACIÓN Lo que necesitas y lo que no para amoblar tu primer piso...

Lo que necesitas y lo que no para amoblar tu primer piso nuevo

amoblar un piso nuevo

Si bien las prioridades de cada persona pueden ser muy variables, adquirir un domicilio propio debe estar catalogado como una de las experiencias más gratificantes el ser humano. La independencia, la idea de comenzar desde cero, las miles de alternativas nuevas que representa, sí, estamos seguros que para muchos significa prácticamente la realización de un sueño.

Ahora, todo lo que la compra de un inmueble trae detrás generalmente viene acompañado de unos cuantos dolores de cabeza: trámites legales, préstamos e hipotecas, planeación de la mudanza y el quid de la cuestión, todo el tema de equipamiento y amoblado. Entendemos que ante la euforia del momento, por la cabeza te pasen mil cosas que consideras indispensable tener en tu nuevo espacio, sin embargo, actuar por impulsividad nunca trae buenos resultados a largo plazo.

En este sentido, el día de hoy te traemos algunos consejos que simplemente no puedes pasar por alto al momento de amoblar tu primer piso nuevo. Con esto, no sólo evitarás gastar más de lo debido en la primera tienda de muebles de diseño que veas en el camino, sino que aprenderás organizar tus prioridades para lograr el ambiente idóneo para tu nuevo hogar.

Consejos para equipar y amoblar un piso nuevo

Las compras para un piso nuevo se deben establecer en orden de prioridades.

A menos que tu liquidez te lo permita, lo primero que debes tener claro es que no necesitas equiparte desesperadamente para “tener todo listo” antes de mudarte a tu nuevo domicilio. Bien sea que a este vayas sólo, con pareja o familia, no es un mal plan adquirir primeramente lo esencial y luego ir ajustando e espacio a nuestro gusto. Pero, ¿Qué es esencial en un piso nuevo? A continuación te lo contamos…

1. Definir el estilo de decoración que queremos

No sólo te facilitará la elección de la paleta de colores y el tipo de iluminación, sino también reducirá tu búsqueda en cuanto al tipo de mobiliario que necesitas. Recuerda que las tendencias decorativas en la actualidad son muy específicas, por lo que un sofá rústico de madera por muy vintage que te parezca, probablemente no tendrá cabida en tu piso si te inclinas por una decoración nórdica o minimalista.

2. Toma todas las medidas necesarias y compra en función de ello

Y bien te convendría tener estas medidas anotadas en una libreta antes de ir de compras, así evitarás que la memoria te juegue una mala pasada. Este punto es muy importante, ya que nuevamente limitas tus opciones a artefactos y mobiliario determinado, sin correr el riesgo de aventurarte a meter una cama king size en un dormitorio de 2×2. Por mucho que la gran mayoría de tiendas tengan servicio de devolución y que este tipo de percances puedan solucionarse, la idea es no perder tiempo y energía en productos que no se ajusten a nuestro espacio disponible.

3. En caso de reformas, realízalas antes de mudarte

Si es un piso de estreno, lo más seguro es que este punto no te interese. Pero en caso de ser un piso de segunda mano al que requieras realizar algunas reformas ya sea por necesidad o simple antojo personal, hazlo preferiblemente previo a la mudanza. Con esto evitarás aumentar más tus niveles de estrés, además de no tener que lidiar con un trabajo de obra que afecte tu tranquilidad.

4. Ten en cuenta lo que es esencial y lo que no, déjalo para más adelante

A la hora de amoblar un piso, especialmente si vas con un presupuesto ajustado, determinar las prioridades es totalmente necesario. Es decir, comprar una aspiradora robot o una tv de última generación por ejemplo, nunca será tan necesario como tener un refrigerador o una cama dónde dormir. La idea es básicamente, equiparse con aquellos electrodomésticos y muebles que sean totalmente indispensables para sobrevivir al día a día, posteriormente conforme las posibilidades lo permitan podrás ir agregando caprichos o los lujos que se te antojen.

5. Organiza y amuebla un ambiente a la vez

Querer abarcar la decoración de mucho espacio al mismo tiempo probablemente lo que desencadene es agotamiento y compras desesperadas, algunas no siempre exitosas. El mejor consejo que podemos darte para amoblar tu piso es que te organices, visualices como quieres que luzca cada ambiente y te enfoques en materializarlo uno a la vez. Evita estar dando tumbos del dormitorio al salón, de la cocina al baño, del estudio al jardín, espacio que comiences, espacio que terminas antes de iniciar con otro.

6. Realiza una buena búsqueda e invierte en productos calidad

Así no tendrás que invertir cada poco tiempo en sustituir piezas, artefactos o mobiliario. Tómate el tiempo para investigar que los productos suplan eficazmente tus necesidades personales, compara precios, no te presiones y si debes esperar reunir y comprar bienes de mejor calidad, no dudes en hacerlo. Al final, tendrás toda una vida para equipar tu nuevo domicilio a tu conveniencia y comodidad.

Esperamos que después de leer estos consejos para amoblar un piso nuevo, ya tengas un punto de partida que te facilite el proceso de convertir un espacio vacío en tu hogar.

También podría interesarte: Lo que debemos saber sobre el agua destilada

Salir de la versión móvil