Home OTRAS 5 consejos para mantener la piscina limpia en otoño

5 consejos para mantener la piscina limpia en otoño

mantener la piscina limpia en otoño
Mantener la piscina limpia en otoño no tiene porque convertirse en una tarea titánica. Imagen vía Frepik.es

El otoño es una de las épocas más bonitas del año para algunos; se aleja el calor, las noches empiezan a ser más largas, disminuyendo considerablemente las horas de luz solar por lo que las hojas de muchos árboles empiezan a cambiar de color y a caer. Esto se debe al sistema de autoprotección y ahorro que tienen estas plantas, para evitar desviar recursos innecesarios en las hojas que no usarán. En esta época también, cientos de especies de aves empiezan sus viajes migratorios tradicionales, por lo que es muy común poder contemplarlas en los atardeceres.

Sin embargo, no todo es bonito y principalmente para los amantes de la piscina y el aire libre. Y es que, desafortunadamente se marca el fin de temporada de baño. Si bien es cierto, todavía se pueden aprovechar algunos días, principalmente cuando el sol predomina, la verdad es que empiezan a ser más esporádicos.

Lo más ideal en esta época es empezar a preparar nuestra piscina para el verano, de esa manera, podremos disfrutarla desde el día uno y en perfectas condiciones. Esta acción se le conoce como “hibernar la piscina”.

Por esa razón, hemos preparado este artículo para brindarte los mejores consejos para mantener la piscina limpia en otoño, prepararla para el invierno y disfrutarla nuevamente en verano.

¿Qué es y para qué sirve hibernar la piscina?

El invernaje de piscinas es un tipo de mantenimiento que incluye la aplicación de una serie de productos químicos y otras acciones adicionales. Imagen vía Frepik.es

Antes de entrar en materia, nos gustaría hablarles sobre el término de “hibernar la piscina”. Es un concepto ampliamente utilizado por los expertos en cuidado y mantenimiento de piscinas, para referirse a todas las actividades que se realizan durante otoño, invierno y al finalizar la primavera para conservar el estado de las mismas y prepararlas para el verano, la época por excelencia para usarlas. 

Si bien es cierto, popularmente la hibernación se realiza propiamente durante el invierno, también se puede aplicar cuando ya no se utiliza, bien sea por falta de tiempo o simplemente, porque las condiciones ambientales no lo permiten.

Lo cierto del caso es que esta técnica en sí, es un tipo de mantenimiento que incluye la aplicación de una serie de productos químicos y otras acciones adicionales que podemos encontrar en la tienda iteapool.com. La idea principal de esto, es reducir los costes de mantenimiento cuando la temporada de baño nuevamente llegue. De esa manera, se ahorrará agua, tiempo y otros recursos. 

Recordemos que, las piscinas cuando no tienen movimiento, pueden convertirse en foco de proliferación de insectos, hongos y de infecciones bacterianas. Con la hibernación o invernaje de piscinas, evitaremos que todo esto aparezca. 

Consejos para mantener la piscina limpia en otoño

Durante el otoño podemos tomar algunas acciones preventivas que nos permitirán conservar el agua en buen estado. Imagen vía Frepik.es

En años anteriores, al finalizar una temporada de baño, hacerle mantenimiento a las piscinas suponía una fuerte inversión de tiempo y dinero. Donde incluso, se tenían que vaciar por completo, limpiarla y en algunos casos ciclar el agua constantemente, para prepararla para el próximo año. 

Hoy en día, gracias a la técnica de invernaje de piscinas podemos mantenerlas sin problema alguno, siendo mucho más amigables con el ambiente y por supuesto, suponiendo un ahorro considerable de recursos y de tiempo. Es tal así que, el agua permanecerá constantemente en la piscina durante todo este tiempo, sin suponer ningún problema. 

Si bien es cierto, la hibernación aplica mucho más en el invierno, todavía en otoño podemos hacer algunas cosas que nos permitirán conservar el agua en buen estado. Es importante mencionar también, que si bien las cubiertas son una gran alternativa para evitar el ingreso de elementos externos, como hojas, insectos, polvo, u otros, la verdad es que se requiere un poco más para alcanzar mayor efectividad. 

Por esa razón, abajo te dejaremos algunas recomendaciones para mantener la piscina limpia en otoño.

1. Limpia y revisa cuidadosamente la piscina al finalizar la temporada de baño

Parece lógico, pero muchas veces nos olvidamos de echarle una buena revisión a nuestra piscina una vez la dejamos de usar al entrar el otoño. Lo primero que debemos evaluar, es si no existen fugas, grietas o desperfectos en nuestros sistemas de filtrado y mantenimiento, tales como la bomba hidráulica o los difusores.

Otro detalle importante, es limpiar la red de tuberías relacionadas con la piscina, incluyendo los canales de agua dispuestos para recoger el agua que sale. Debemos ser cuidadosos de no dejar ningún tipo de restos de tierra, hojas, insectos o cualquier cosa que pudiera ocasionar algún inconveniente futuro. 

Ahora bien, una vez hecho todo esto debemos tratar el agua para evitar que las algas proliferen. Para eso, debemos hacernos con algunos elementos químicos, típicos en el mantenimiento de la piscina. Lo mejor antes de comprarlos, es asesorarnos con un especialista, ya que, hay de todo tipo, inclusive algunos que no contienen cloro. 

Por último, seguramente tendrás en casa un kit para medir el pH del agua. En caso que no lo tengas, lo más recomendable es que lo compres, ya que controlar el nivel de alcalinidad o acidez del agua, es vital también para su conservación. Lo ideal es que el Ph, se mantenga neutro, entre 7,2 y 7,6, esto evitará la formación de algas. 

En caso de que tengas problemas con ello, también venden algunos productos que nos permitirá regular cualquier problema que tengamos. 

2. Mantenimiento de cubiertas

Si disponemos de una cubierta de piscinas, es necesario aplicarle un mantenimiento correcto, recordemos que aplicar productos inadecuados, no solo puede acortar la vida de los mismos, sino también puede perjudicar el funcionamiento de nuestra piscina. 

Para ello, lo mejor es usar agua y jabón, sin embargo, podemos usar otros elementos adicionales, en función a lo que nos recomiende el fabricante de la cubierta.

3. Mantén operativo el filtro y el sistema de drenaje

Un error común, es olvidarnos por completo del sistema de filtrado y drenaje de la piscina. Lo recomendable es al menos una vez al mes poner en funcionamiento el sistema de filtro y las bombas, para asegurarnos que funcione bien, evitar que se obstruya y mantener la piscina en óptimo estado. De acuerdo a diversos especialistas, lo más recomendable es dejarlos funcionar al menos unas 3 horas continuas. 

4. En caso de no disponer cubierta, tu mejor aliado será un limpiafondos 

La cubierta de piscinas no siempre está presente, hay quienes por una u otra razón prefieren no instalarla. En este caso, mantener limpia la piscina en otoño puede resultar todo un reto, ya que será necesario estar pendientes de la existencia de elementos externos dentro del agua. 

Con una malla para piscina, debemos asegurarnos de remover cualquier hoja, insecto u otro elemento de gran tamaño. Por otro lado, en el caso de arena u otros elementos más pequeños, lo mejor es aprovechar los ciclos de filtración para usar un limpiafondos. 

5. Disminuye la cantidad de cloro en la piscina

El último consejo para mantener un buen cuidado de la piscina en otoño es disminuir y dosificar la cantidad de cloro suministrada. El nivel de cloro cuando no se encuentra en uso, debe disminuir entre los 3 y 1 ppmm. De esa manera, la vida útil del agua será mucho mayor, además ayudarás a cuidar el ambiente. 

Como hemos visto, mantener la piscina limpia en otoño no es tarea titánica. Sin embargo, siempre recomendamos el uso preindicado de productos y otros elementos para el cuidado del agua y de las instalaciones de la misma. La mejor manera de asegurarnos de que todo marchará bien, es asesorándonos con expertos.

También podría interesarte: Todo lo que debemos saber sobre el Home Staging

Salir de la versión móvil