Home QUÍMICA Cuando la vela arde, ¿A dónde va a parar toda esa cera?

Cuando la vela arde, ¿A dónde va a parar toda esa cera?

Cuando la vela arde, ¿A dónde va a parar toda esa cera?
Cuando la vela arde, ¿A dónde va a parar toda esa cera?

Cuando la vela arde, ¿A dónde va a parar toda esa cera? En la antigua Francia se manipulaban las velas elaboradas con la cera de las abejas. En la Edad Media en Asia se usaban velas forjadas a base de grasa animal (sebo).

Según la historia, a partir de ese instante se emprendió la popularidad de una expresión que se empleaba en la actualidad: “Es receta para la presión: vela”. A mediados del siglo XVIII se comenzó a elaborar con una preparación a base de parafina, ácido esteárico (ácido sólido graso) y ocasionalmente cera de abejas, aceites animales hidrogenados u otros materiales grasos.

La manera más antigua popular para fabricar velas radica en la suspensión de la vela (velita, velaza o velota) en un vaso donde se alberga cera (o grasa) congelada. Se retira la vela del recipiente y se espera hasta que se disuelva al calentarse. Se repite este proceso muchas veces sobre la misma vela hasta conseguir el grueso buscado.

Aún se producen ciertas velas artesanales de esta forma, no obstante, la mayor parte de las mismas se elaboran usando hormas y maquinaria en las fábricas.

Cuando las velas arden

(También puedes leer: El mundo del futuro plantea espacios más artificiales)

Cuando la vela arde, se derrite y solidifica en la base

Es costumbre observar cómo la cera derretida de una vela ardiente, corre por la vela hasta la base, creando un lago coagulado de cera. No obstante, no toda la cera de la vela termina de esa manera su cotejamos el volumen del lago con el de la vela en sí.

¿Dónde está el resto de cera?. La contestación rápida del lugar dónde se halla la cera de la vela que desaparece ante nuestros ojos es en el aire, solo que en una forma alterada químicamente.

En términos generales, las velas están hechas de parafina, que es una composición de hidrocarburos, sustancias que hallamos en el petróleo, y que poseen átomos de hidrógeno y de carbono. Al quemarse, reaccionan con el oxígeno presente en el aire. El carbono y el oxígeno causan dióxido de carbono, mientras que el hidrógeno y el oxígeno originan agua.

Ambas sustancias son gases a la temperatura de la llama, y simplemente se disipan en el aire. Igual que ocurre cuando quemamos gasolina o aceite.

Salir de la versión móvil