Home CIVIL REFORMAS Todo lo que debemos saber sobre el mantenimiento de edificios

Todo lo que debemos saber sobre el mantenimiento de edificios

importancia del mantenimiento de edificios
Los edificios y construcciones en general, requieren que se les practique un mantenimiento preventivo de manera periódica. Imagen vía Freepik.es

Asistir al médico periódicamente, a que un especialista examine el funcionamiento de nuestro organismo, con el fin de evitar o prevenir alguna enfermedad, es algo que todos sabemos que debemos hacer. Lo mismo ocurre con los coches, a los cuales de manera frecuente, se le deben realizar ciertos procedimientos de mantenimiento que nos permitirán alargar su vida útil. De hecho, esto aplica con casi cualquier cosa en el mundo.

Tal es así que, aunque sea desconocido por la mayoría, incluso los edificios y construcciones en general, requieren que se les practique un mantenimiento preventivo de manera periódica. El cual por lo general, permite hallar y solucionar cualquier inconveniente estructural que este pueda tener. 

Dicho de otra manera, el mantenimiento en general, permite preservar un artículo, objeto, producto o edificación en buen estado, para que pueda seguir cumpliendo y a cabalidad, la función por la que fue diseñado. 

Como sabemos, la Inspección Técnica de Edificios (ITE), forma parte de una estrategia del Gobierno de España, para asegurar las mejores condiciones en las edificaciones. A través de esta, se plantean todas las medidas de mantenimiento que se necesitan en un edificio. De esa manera, no sólo se alargará la vida útil de inmueble, también incrementará el confort, la seguridad y la calidad de vida de todas las personas que allí habitan.

Con el fin de dar a conocer la importancia del mantenimiento de edificios, hemos decidido preparar este post. Donde no solo te mostraremos las generalidades de este procedimiento tan necesario, sino también, te explicaremos cada una de las actividades que se incluyen en el mantenimiento. 

¿Qué es el mantenimiento de un edificio?

Con el mantenimiento de edificios se busca alargar la vida útil de inmueble, incrementará el confort, así como la seguridad y la calidad de sus habitantes. Imagen vía Freepik.es

El mantenimiento de un edificio específicamente, es un concepto muy similar a cualquier otro procedimiento de mantenimiento. La idea principal es conservar y preservar la estructura de la edificación, así como de cualquier elemento adicional externo que pudiera formar parte directa o indirecta de la construcción, por ejemplo: un parqueadero.

Dichos procedimientos deben ser practicados de manera cíclica o periódica, prestando especial atención a cada uno de los componentes de la construcción. Esto con el fin de analizar, mejorar o subsanar cualquier deficiencia que esta pueda tener, lo que se traduce en condiciones óptimas de habitabilidad y seguridad de los inmuebles.

Es importante mencionar que, el mantenimiento de edificios debe ser ejecutado con mayor frecuencia en aquellas regiones o zonas, donde por condiciones edafoclimáticas o geológicas, pudieran estar más expuestas al deterioro.  

Una cosa tienen en común el mantenimiento de edificaciones con otros procedimientos similares, es que estos se pueden clasificar en dos tipos: el preventivo y el correctivo. Para poder saber cuál se debe implementar, se debe realizar una ITE, donde se estudiarán diversos factores, tales como: el tipo de la obra, el tiempo de la misma, las condiciones geológicas y edafológicas de la región, así como el estado físico del inmueble. 

¿Qué incluye el mantenimiento de edificios?

La ejecución del mantenimiento de edificios requiere la intervención de una gran cantidad de profesionales. Imagen vía Freepik.es

Como sabemos, para la construcción de cualquier edificación, se requiere de una gran cantidad de actividades, cosa que, también se replica en el caso de los mantenimientos. En realidad, en función a lo que se determine en la Inspección Técnica de Edificios, será necesario el apoyo de diversos profesionales, los cuales cada uno realizará tareas bien específicas. 

En un mantenimiento, se pueden realizar tareas tan sencillas como, la reparación o sustitución de ventanas, puertas, paneles, etc. Así como, la sustitución de cualquier elemento de un baño, tales como lavados, tazas, duchas u otros elementos esenciales. 

Por otro lado, en estos trabajos se pueden realizar reparación de fachadas, pintura tanto interna como externa, colocación de barandillas, pasamanos. En caso de que el edificio requiera trabajos de mayor envergadura, como problemas estructurales, se harán algunos trabajos de urgencia, con el fin de paliar la situación y esperar a los profesionales correspondientes, para que estos solucionen el inconveniente. 

Como hemos visto, la ejecución del mantenimiento de edificios requiere la intervención de una gran cantidad de profesionales. A continuación, una lista de los especialistas que generalmente participan en estos trabajos:

  • Electricistas
  • Fontaneros
  • Albañiles
  • Cerrajeros
  • Operarios de limpieza
  • Ingenieros y/o arquitectos 

Para tener mayor precisión de las actividades que se involucran en el mantenimiento de un edificio, preparamos un pequeño listado:

  • Revisión de instalaciones eléctricas 
  • Ascensores
  • Sistemas de climatización
  • Sistemas contra incendios
  • Red de tubería de aguas blancas y aguas negras
  • Cubiertas
  • Fachada
  • Evaluación estructural

¿Cuál es la importancia del mantenimiento de edificios?

La importancia del mantenimiento de edificios, recae en la capacidad de mantener los mejores estándares de seguridad, salubridad y confort en cada una de las construcciones de un  país. Imagen vía Freepik.es

Tal y como mencionamos al inicio de nuestro artículo, la importancia del mantenimiento de edificios es igual al de los exámenes periódicos que hacemos para mantener nuestra salud, así como para preservar el buen funcionamiento de un coche o una herramienta de trabajo.  

El hecho es que, a través de estas actividades nos aseguraremos de que la edificación se mantenga en las mejores condiciones de habitabilidad, confort y seguridad para todos los que habitan o hacen vida en el inmueble. 

Sin embargo, tras esos elementos tan resaltantes, existen otras características que hacen del mantenimiento de edificios, un procedimiento vital y necesario. 

En primera instancia, un edificio con mantenimiento tendrá una mejor imagen, otorgándole a los visitantes y usuarios comunes, una imagen mucho más agradable. Además, sabemos que los lugares sucios y mal cuidados, son generalmente espacios ideales para la proliferación de plagas (insectos y roedores) y de enfermedades, producto de bacterias, hongos o cualquier macroorganismo.

Por otro lado, las construcciones con el tiempo se van deteriorando por razones naturales. Algunas, con mayor rapidez que otras, lo cual variará de acuerdo a la calidad de los materiales utilizados, así como por el lugar donde fueron construidos. 

Lo cierto del caso, es que con el paso del tiempo estas pueden volverse peligrosas para sus habitantes. El mantenimiento entonces, es el método más eficiente para prever cualquier accidente o inconveniente que este pueda ocasionar. 

Otro elemento que hace resaltar la importancia del mantenimiento de edificios, es que mediante estos trabajos de limpieza y corrección, se puede mejorar notablemente la eficiencia energética general del inmueble, suponiendo un ahorro considerable en el consumo y en las facturas. 

Sin lugar a dudas, así como cualquier otro tipo de mantenimiento, el de edificios juega un papel fundamental en la preservación del funcionamiento correcto del mismo. Por esa razón, es totalmente recomendable que se realice una planificación para aplicar estos procedimientos de manera regular.

También podría interesarte: ¿Cómo debería ser una vivienda accesible?

Salir de la versión móvil