Home OTRAS ELÉCTRICA Nikola Tesla el irreverente Genio olvidado por décadas

Nikola Tesla el irreverente Genio olvidado por décadas

Nikola Tesla el irreverente Genio olvidado por décadas

Nikola Tesla el verdadero padre de la electricidad nació en Croacia (entonces imperio Austriaco) el 10 de Julio de 1856; fue uno de los ingenieros más importantes de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Tesla fue el principal desarrollador del sistema eléctrico que usamos hoy en día; aun y cuando goza de prestigio en la actualidad, su trabajo no tuvo reconocimiento hasta varios años después de su muerte. Además de esto había otros científicos en su época cuyas investigaciones estaban enfocadas en resolver los mismos problemas que la suya.

Tras un intento fallido de estudiar en Europa Tesla se mudó a la ciudad de Nueva York para trabajar de la mano con Thomas Alba Edison, en su empresa. Sin embargo muchos de sus descubrimientos y sus propuestas; eran contrarias a las que en aquel momento estaban consideradas como correctas. Lo cual provocó que su carrera fuera mucho más complicada.

Ambos genios protagonizaron un épico cruce de diatribas tecnológicas que se conoce como «la guerra de las corrientes».Aunque pudiera decirse que Tesla perdió esa guerra; al punto que se le atribuye a Edison y no a él la invención de la electricidad.

Nikola Tesla el ingeniero que se atrevió a ser distinto

Aun y cuando todo el mundo estaba completamente convencido de que la corriente eléctrica desarrollada por Édison ero la mejor opción; Nikola Tesla verdadero padre de la electricidad se atrevió a asegurar que la corriente alterna era una solución más viable. Y como es el caso de muchas de las mentes más privilegiadas de la historia. Su genialidad no fue reconocida hasta mucho después de su muerte; pues fue años después de que esto ocurriera cuando el mundo reivindico su trabajo y sus hallazgos.

Si bien la electricidad ya se utilizaba de manera habitual en el mundo; para cuando Tesla el serio inventor hizo todas sus investigaciones, el sistema eléctrico de la mayoría de las ciudades más grandes del mundo no estaba del todo desarrollado. Por ello, dio la base para los aparatos eléctricos que utilizamos diariamente; así como la manera en la que se transporta la energía eléctrica que utilizamos diariamente.

El genio de Tesla no se limitó a la corriente alterna

En 1898, Tesla el enigmático inventor hizo una demostración de un aparato «autómata»sin cables controlado de forma remota. Hoy, lo llamaríamos un barco de juguete con mando a distancia… o un dron.

Sacando el máximo partido de la comunicación inalámbrica, la robótica y las puertas lógicas (circuitos integrados en un chip), asombró a sus espectadores con esta nueva tecnología, y mucha gente pensó que había un pequeño mono que controlaba el sistema desde dentro.

Tesla creyó que un día las máquinas controladas de manera remota ocuparían un lugar importante en la vida de las personas… y no estuvo lejos de la verdad.

Muerte de Nikola Tesla

El genio de Tesla el irreverente se extinguió el 7 de enero de 1943, a la edad de 86 años; Su cuerpo fue encontrado por una doncella que entró en la habitación de Tesla. Ignorando el cartel de «no molestar»; que el propio Tesla había colocado en su puerta dos días antes. La causa oficial de su muerte fue una Trombosis coronaria.

En 1952, la insistencia del sobrino de Tesla, Sava Kosanović; consiguió que todas las propiedades de Tesla fueran enviadas a Belgrado en 80 baúles marcados con las letras NT. En 1957, la secretaria de Kosanović, Charlotte Muzar; transportó las cenizas de Tesla de Estados Unidos a Belgrado. Las cenizas se muestran en una esfera dorada sobre un pedestal de mármol en el Museo Nikola Tesla.

También le puede interesar:

Robots acrobáticos pudieran ser el futuro de aviones no tripulados

Salir de la versión móvil