Home INDUSTRIAL La aplicación de nuevas tecnologías en la industria del petróleo

La aplicación de nuevas tecnologías en la industria del petróleo

nuevas tecnologías en la industria del petroleo

Las industrias relacionadas a la exploración y explotación de hidrocarburos se encuentran en un estrés constante por dos razones fundamentales. La primera, porque el nivel de consumo actual exige cada vez  más producción y en el menor tiempo posible. Por otro lado, también recibe constantes ataques (justificados en su mayoría) de organizaciones ambientales, gobiernos y otras instituciones gubernamentales para que los métodos usados para la producción sean lo menos perjudiciales posible.

Es más que conocido que la explotación petrolera es una de las industrias más contaminantes que existen. Sin importar dónde sea la perforación del pozo para la extracción, genera además de grandes pérdidas de crudo, también contaminación del aire, agua y por supuesto del suelo. Adicionalmente, en muchas industrias suelen extraer el petróleo usando la fuerza del agua, para empujarlo hacia la superficie, esto obviamente representa una enorme pérdida del vital líquido.

El mundo entero está en el preciso momento donde debe afrontar las consecuencias del actual sistema productivo y económico, así como al uso ineficiente de los recursos naturales. Cada día son más evidentes los efectos del cambio y de la variabilidad climática en el mundo.

Si bien es cierto, aunque se está avanzando de manera continuada en el proceso de descarbonización de la economía, para ello falta mucho. Por lo que lo que, tanto la producción, distribución de hidrocarburos sus y derivados, seguirá siendo parte importante de los procesos económicos mundiales.

Por esa razón, las grandes transnacionales, así como los gobiernos del mundo, están en la obligación de crear tecnologías más eficientes que puedan transformar la actual industria petrolera. Estos mecanismos de exploración y explotación deben responder a las necesidades actuales, sin socavar de manera intensiva los ecosistemas y el ambiente en general.

Hoy en día, se vienen desarrollando muchos estudios en el sector de hidrocarburos que permitirán afrontar el enorme desafío que vive la industria. En este artículo, queremos presentarte algunas de las nuevas tecnologías en la industria del petróleo que se supone, van a revolucionar los métodos de exploración y explotación de crudos en el mundo.

Nuevas tecnologías en la industria del petróleo

El modelo de consumo actual y la variabilidad climática mundial, ha generado la obligación de crear tecnologías más eficientes en la industria del petroleo. Imagen vía Freepik.es

No cabe duda que gracias a las nuevas tecnologías de telecomunicación e información, todas las industrias a nivel general han evolucionado notablemente. El Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (AI), así como la velocidad de transmisión de datos que otorgan las redes 5G, están teniendo notable impacto en las operaciones cotidianas.

Lo mismo está ocurriendo con la industria de los hidrocarburos, se están desarrollando aplicaciones tecnológicas para disminuir notablemente el impacto que produce la explotación, tanto en plataformas marítimas, pozos petroleros y en los campos en general. Todo esto, al tiempo que se busca  aumentar la eficiencia en la exploración.

Como mencionamos al inicio del artículo, el sector petrolero y derivados está sometido a un estrés nunca antes visto. Por ello, estas empresas están obligadas a reinventar sus sistemas productivos, si es que desean seguir cumpliendo las expectativas del mercado, sin suponer un riesgo a la sociedad ni al ambiente.

Sin más antelación, algunas nuevas tecnologías en la industria del petróleo que plantean revolucionar la exploración y explotación petrolera:

La inteligencia artificial en la industria petrolera

Es conocido que la mayoría de las reservas petroleras se encuentran a varios kilómetros de profundidad, se tienen que aplicar distintas técnicas para determinar la ubicación de los pozos. Uno de los métodos más implementados para ello, es a través de explosiones que generan vibraciones, detectadas y analizadas a través de un gráfico de ondas sísmicas.

Con esa información, los especialistas pueden deducir la calidad y cantidad de la reserva, así como la forma y la profundidad del subsuelo. Las ondas muestran una gran cantidad de información sobre los parámetros del suelo, la cual permite diferenciar las distintas capas de materiales y estimar de qué material están compuestas. 

Este procedimiento, además de ser invasivo y agresivo, no siempre se traduce en los mejores resultados, principalmente en aquellas regiones donde la estructura del terreno es muy compleja, con una composición de materiales poco consolidados. Esto hace que las ondas viajen al interior y luego se reflejen en la superficie con una importante distorsión en la señal, haciendo que la exploración sea poco efectiva. 

Con la introducción de la Inteligencia Artificial se ha podido mejorar notablemente el resultado de la exploración, permitiendo tener una imagen más compleja del subsuelo, gracias a la automatización de estos procesos. La tecnología digital, además de acelerar el tiempo de las exploraciones, también resuelve una gran cantidad de problemas persistentes.

Las tecnologías de IA están potenciadas por una gran cantidad de sensores que permiten construir modelos mucho más precisos sobre el yacimiento, para de esa manera predecir el flujo de fluidos y detallar la porosidad de los materiales. Así mismo, con este tipo de tecnologías es posible explorar al mismo tiempo un gran número de pozos. 

Super Matroid Heater™ (SMH) y Super Matroid Cyclone™ (SMC)

SMH y SMC son unas de las más recientes innovaciones tecnológicas en materia de exploración y explotación petrolera (upstream), desarrollada por Nakasawa Resources. Dichos sistemas fueron diseñados y desarrollados con el fin de optimizar la producción petrolera específicamente en pozos ya existentes, brindándole a las empresas la oportunidad de incrementar la rentabilidad y reducir el impacto ambiental que generan las tecnologías convencionales. 

De acuerdo al fabricante, con SMH y SMC, las empresas podrán disminuir hasta un 12% del uso de agua y gas para la extracción del crudo, e incrementar hasta 315% la productividad de un pozo. La idea fundamental de este sistema, es la inyección de vapor en el pozo petrolero a través de la más alta tecnología que facilita la producción de más crudo, sin necesidad de suponer un peligro para el ambiente. De hecho, la idea de Nakasawa es enfocarse en alcanzar los mejores resultados, pero principalmente sus tecnologías se enfocan en garantizar la eficiencia y la optimización de los procesos. 

Si bien es cierto, cada día surgen más y mejores tecnologías en la industria del petróleo, consideramos que estas son unas de las más interesantes. Lo que sí es cierto, es que estamos en una era de cambios para las empresas de hidrocarburos, con una gran cantidad de retos por delante, siendo el respeto por el ambiente, el desafío más grande que puedan enfrentar.

También podría interesarte: Las mejores razones para elegir un coche de ocasión

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"
Salir de la versión móvil