Home CIVIL REFORMAS 5 ventajas de las calderas de condensación

5 ventajas de las calderas de condensación

ventajas de las calderas de condensación
Fuente: Warmhaus

La serie de acontecimientos recientes que hemos presenciado a nivel mundial, tales como; la pandemia por COVID-19, los fenómenos naturales tan extraños y fatídicos, en algunos casos y la desaparición de miles de especies de organismos cada año, deberían ser suficientes para hacernos pensar que el actual sistema de vida no es el correcto. Desde los hábitos desaforados de consumo, hasta las tecnologías altamente entrópicas están socavando con el ambiente y con los recursos naturales. De allí, la necesidad de implementar tecnologías al servicio de la humanidad que no supongan un impacto ambiental irreparable. Una de esas tecnologías son las calderas de gas por condensación, sin duda un invento revolucionario que supone un antes y un después en los sistemas de calefacción. En este sentido, hemos querido preparar este artículo para enseñarte todas las ventajas de las calderas de condensación.

Como bien sabemos, las calderas de gas han sido por excelencia a través de los años, uno de los sistemas de calefacción y calentamiento de agua más populares e implementados a nivel mundial. Sin embargo, es evidente que este sistema no resulta para nada eficiente en cuanto a consumo energético, y qué decir de la gran cantidad de gases de efecto invernadero que emiten. 

Es por ello que, con el pasar de los años hayan ido evolucionado conforme avanza la ciencia y la tecnología, logrando mejoras impresionantes en cuanto a funcionamiento y rendimiento. Sin duda alguna, las calderas de condensación son la cúspide de la evolución de los sistemas de calefacción. Su revolucionario sistema, permite un aprovechamiento de energía superior al 100%, además son mucho menos contaminantes que sus antecesoras. 

¿Qué son y cómo funcionan las calderas de condensación? 

Tal y como veníamos comentando, las calderas de condensación son la forma evolucionada de las calderas de gas. Dicho de otra manera, son una versión mucho más eficiente ya que, poseen un sistema que aprovecha de forma eficiente el calor latente que se produce a través de la condensación generada por los humos de la combustión. Es decir, estas calderas se alimentan por la energía contenida en los humos que emiten los gases al combustionar.

Las calderas de gas tradicionales, como su nombre lo indica trabajan gracias a la combustión de su principal combustible. Como bien sabemos, el gas butano está compuesto por cuatro átomos de carbono y por diez de hidrógeno, los cuales, al combinarse con el oxígeno del aire, forman agua en estado gaseoso y el dióxido de carbono (CO2), uno de los mayores contaminantes del planeta. Todo este vapor condensado se queda dentro de la caldera, que posteriormente es liberada a la atmosfera a través del humero, conjuntamente con los gases quemados. Cabe mencionar que, por cada kilogramo de agua condensada se pueden generar hasta 2.260 kilojulios (kJ) de energía latente.

Gracias a esa información, los científicos idearon una solución para aprovechar toda esa energía térmica y usarla nuevamente, dentro de las calderas de condensación. Las cuales, aprovechan toda la energía latente contenida en el vapor de agua, y la transforman para calentar el agua a una temperatura no mayor a los 70 °C, a diferencia de los 90 °C de las convencionales. Por otro lado, al momento de evacuar los gases quemados también se aprovecha parte del calor de los mismos, lo que disminuye enormemente las emisiones de gases nocivos a la atmosfera. 

Sin duda alguna, las calderas de gas por condensación son las más eficientes actualmente. Estas, te permiten ahorrar hasta un 25% del consumo energético, y reducir de forma radical las emisiones de CO2, lo que se traduce en un menor impacto ambiental

El impacto de este tipo de calderas ha sido tal que, desde el 2015 en adelante, se creó una normativa europea para exigir que estas sean las únicas permitidas en las instalaciones domiciliarias. Incluso, en España existieron ciertas subvenciones en algunas Comunidades Autónomas, para la instalación de las calderas de condensación.

El hecho es que, si aún no estás convencido para instalarlas en tu hogar, hemos preparado un listado, con las mejores ventajas de las calderas de condensación.

Principales ventajas de las calderas de condensación 

Es importante resaltar que, tanto los equipos de las calderas de gas por condensación, como la instalación son los más costosos del mercado; por lo que en un principio supondrá una inversión considerable de dinero. Sin embargo, como dijimos en líneas anteriores, mes por mes nos permitirán ahorrar una porción considerable en nuestra factura de gas, por lo que esa inversión se verá totalmente amortizada a largo plazo. 

Por tal razón, es totalmente recomendable que el usuario se decante por una de estas e invierta sin miedo, ya que, prontamente se sentirá totalmente gratificado. Empecemos pues, con las ventajas de este tipo de calderas

1. Son mucho más eficientes que cualquier otro modelo de calderas en el mercado

Fuente: Warmhaus -Las calderas de gas por condensación son las más eficientes del mercado

Gracias a su sistema avanzado, este tipo de calderas puede aprovechar más del 100% de la energía calórica producida por la combustión del combustible, superando con creces a los escasos 70% de eficiencia de las calderas convencionales. Por otro lado, debido a la posibilidad de adaptar su potencia de funcionamiento y que no necesita continuos arranques y paros, necesitará mucho menos combustible,

Por esas razones, son actualmente son el sistema de calefacción más eficiente del mercado. 

2. Gastarás mucho menos energía y dinero

Seguramente, esta es la principal ventaja de las calderas de condensación, y es que gracias a su sistema de aprovechamiento de energía latente del vapor de agua y los humos de los gases en combustión, permite un ahorro de entre 20 a 30% de la energía según el fabricante. Esto hace que, mensualmente podamos pagar mucho menos, y lo que le decíamos, al poco tiempo se podrá amortizar la inversión de instalar este sistema. 

3. Emiten 70% menos gases de efecto invernadero a la atmosfera

Las calderas de gas por condensación colaboran con la reducción de las emisiones de CO2 a la atmosfera

Si buscabas una tecnología que supliera las necesidades de confort para ti y tú familia, y que fuera totalmente amigable con el ambiente, las calderas de gas por condensación serán tu mejor opción. Gracias al revolucionario sistema de aprovechamiento de la energía latente en los humos, la emisión de CO2 al ambiente se puede reducir hasta un 70% menos, lo que supone un cambio realmente considerable para la sociedad. Probablemente, esa sea la razón que los gobiernos de Europa estén exigiendo la masiva instalación de este tipo de calderas. 

4. No es una tecnología ruidosa 

Si bien es cierto, este tipo de calderas posee un ventilador para recircular la mezcla del aire y el gas, este es complemente silencioso, por lo que probablemente pase totalmente inadvertido. Adicionalmente, como ya comentábamos en líneas anteriores, este tipo de caldera trabaja de forma continuada, por lo que no escucharemos el sonido de la explosión en el inicio o en la parada. 

5. No ocupan mucho espacio y son realmente resistentes

Fuente: Warmhaus – Caldera de condensación Enerwa

Una de las características de las nuevas tecnologías es que, suelen camuflarse bien con el entorno de la vivienda sin suponer un impacto estético ni de espacio. Lo mismo ocurre con las calderas de condensación, suelen ser realmente compactos y para nada invasivos, con diseños elegantes que muchas veces pasarán desapercibidos en la estética de tu hogar. Por otro lado, todos sus componentes están fabricados bajo los más altos estándares de calidad, por lo que no tendrás que preocuparse por fallas o averías, principalmente los modelos diseñados por la empresa Warmhaus, quienes destacan que, sus productos además de ser totalmente eficientes, también gozan de elegancia y resistencia. 

Sin duda alguna, este tipo de calderas son una gran alternativa para implementar en nuestros hogares. Cabe mencionar que, existen modelos Smart capaces de integrarse con nuestro central domótico, lo que nos permite controlarlas de forma remota a través de cualquier dispositivo inteligente. Además, gracias al poder de los termostatos inteligentes y a la capacidad de aprendizaje automático de estos, se pueden encender y graduar la temperatura de forma totalmente automática, basándose en nuestros gustos y en nuestra localización. Dado a ello, son totalmente innegables las grandes ventajas de las calderas de condensación

También te puede interesa: El «Perseverance» llega a Marte y aterriza exitosamente

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"
Salir de la versión móvil