Home OTRAS ELÉCTRICA Conozcamos las ventajas los interruptores magnetotérmicos

Conozcamos las ventajas los interruptores magnetotérmicos

ventajas de los interruptores magnetotérmicos
Un elemento que facilita la manipulación de una red eléctrica, si poner en riesgo la seguridad del operador. Imagen vía Freepik.es

Los interruptores magnetotérmicos sirven para garantizar la protección y la seguridad de cada aparato eléctrico. De allí que, hoy en día, sea tan normal mantenerlos en cada vivienda; pasaron a ser parte de la familia así como la lavadora, el frigorífico, el televisor, etc.

Estos dispositivos, que por lo general están acompañados de diferenciales eléctricos, conforman el cuadro eléctrico de una vivienda. Sin embargo, es importante considerar que cada artefacto que funcione con energía eléctrica, es susceptible a verse afectado por las fluctuaciones de la corriente y, en algunos casos, estropearse. Es por ello, que en esta oportunidad hablaremos de las características, su funcionalidad, así como de las principales ventajas de tener interruptores magnetotérmicos en el hogar.

¿Qué son los interruptores magnetotérmicos?

Los breakers, como también se le conocen, son mecanismos que otorgan protección a cada dispositivo que trabaje con electricidad. Estos, suspenden el paso de la corriente ante fluctuaciones de corriente, para evitar cortocircuitos o sobrecargas. Asimismo, ofrecen a los usuarios seguridad al momento de interactuar con una red eléctrica.

El interruptor magnetotérmico reemplaza a los fusibles, encargándose de combinar el magnetismo y el calor, con lo que se puede interrumpir la corriente eléctrica de cualquier artefacto. Es importante decir que, cumple su función únicamente cuando los valores son mayores a los límites normales de la corriente, ya sea por un mal servicio o un déficit en el mantenimiento de la red eléctrica.

Ahora bien, la principal ventaja que presentan estos interruptores con respecto a los fusibles, es que no hace falta reemplazarlos una vez ocurre un cortocircuito, solo deben ser rearmados y activados nuevamente. El interruptor magnetotérmico lo constituyen dos piezas, un electroimán y una lámina bimetálica, conectadas de tal forma que permite el paso de la corriente.

Puedes encontrar los mejores interruptores magnetotérmicos y diferenciales eléctricos en tumaterialelectrico.com.

Ventajas de los interruptores magnetotérmicos

Un elemento que impide que nuestros artefactos dispositivos eléctricos, sufran daños por problemas de energía ajenos a su funcionamiento. Imagen vía Freepik.es

Tener interruptores magnetotérmicos en tu hogar, ofrece una gran cantidad de ventajas. A continuación, describimos las más interesantes:

  • Mayor protección contra contactos directos que puede ser manejable por cualquier usuario sin entrenamiento previo
  • Ambos bornes (entrada y salida) quedan cubiertos por la pieza central que es de plástico
  • Marca on/off, algo muy útil para conocer si el interruptor está apagado o prendido
  • No es necesario cambiarlos al momento de una sobrecarga, solamente requiere armarlos y activarlos
  • Aguanta y elimina la corriente eléctrica en condiciones normales
  • Tiene un gran poder de corte que ayuda a desconectar automáticamente la corriente cuando ocurre una sobrecarga antes de ocasionar daños
  • Evita que persista el paso de la corriente y protege los componentes del circuito
  • Algunos dispositivos se pueden rearmar automáticamente tras haber pasado un determinado tiempo
  • Algunos dispositivos industriales pueden armarse a distancia desde una sala de control

¿Cómo funcionan los interruptores magnetotérmicos?

Los interruptores magnetotérmicos trabajan en base a dos efectos que produce la corriente: el término y el magnético. De igual manera, posee tres sistemas distintos que no están conectados entre sí para desactivarse. Sistema de desconexión manual, desconexión magnética y desconexión térmica. Conozcamos cada uno de ellos:

  • Mecanismo térmico: esta parte del interruptor cuida de las sobrecargas y lo conforma una lámina bimetálica, que se calienta al sentir una mayor intensidad en la corriente que hace que se deforme dicha lámina y provoque la apertura del circuito.
  • Mecanismo magnético: esta parte del interruptor protege contra los cortocircuitos y la conforma una bobina que mantiene un cilindro de acero en el núcleo, cuando ocurre el cortocircuito se crea un campo magnético provocando un desplazamiento del cilindro hasta golpear un contacto móvil que abre el circuito.

Características de los interruptores magnetotérmicos

Los interruptores termomagnéticos cuentan con tres propiedades elementales para su perfecto funcionamiento. Imagen vía Freepik.es

1. La intensidad nominal

Es un valor de intensidad continua fundamental para abrir el circuito por su protección térmica. Esta intensidad puede ser regulable, además, se suelen fabricar de 5 a 125 amperios para una vivienda. En las industrias podrían llegar a ver dispositivos con más de 1000 amperes.

Otro punto importante que se debe tomar en cuenta es la intensidad, no puede superar el soporte del cable del circuito que se quiere proteger.

Hay una clasificación de los magnetotérmicos que va entre 10 amperes que es un cable de 2,5 mm2 hasta uno de 32 y 40 amperes que sería un cable de 10mm2.

2. Poder de corte

Es la máxima intensidad con la que el interruptor corta la corriente, varía según las características de la instalación eléctrica y posee un poder superior de corte de 4500 amperes.

Los PdC más comunes son de 6KA que es igual a 6000 amperes, de hecho, si se tiene un poder de corte menor hay grandes riesgos de no proteger la instalación y los equipos eléctricos.

3. Las curvas de disparo

Es la representación gráfica de la correlación entre la intensidad y el tiempo de disparo. Al ocurrir un cortocircuito, el tiempo de disparo es mucho más rápido que cuando ocurre una sobrecarga dentro del dispositivo. Por esa razón, hay una clasificación en la curva de disparos.

  • Curva B: este tipo de interruptores magnetotérmicos trabajan entre 1,1 y 1,4 veces la intensidad nominal en la zona térmica y entre 3 y 5 la intensidad nominal en la zona magnética. Es un disparo rápido, se usa generalmente para proteger iluminación y calefacción.
  • Curva C: la intensidad nominal en la zona térmica es de 1,13 y 1,45 para el disparo y en la magnética entre 5 y 10, por lo que el disparo magnético es normal (intermedio). Su uso generalmente es para el sector industrial y doméstico.
  • Curva D: de 1,1 a 1,4 el disparo en la intensidad nominal térmica y de 1 a 14 la intensidad nominal magnética posee un disparo lento para la zona magnética. Su uso es generalmente para proteger receptores con intensidad elevada como motores de arranque exigentes.
  • Curva K: su disparo térmico es rápido y el magnético lento. Uso para la protección de motores.
  • Curva Z: disparo térmico y magnético rápido, se usa para proteger equipos eléctricos e informáticos.
  • Curva ICP: Disparo de 1,13 a 1,45 en la zona térmica y 3,9 a 8,9 la zona magnética. Las compañías eléctricas lo usan para controlar la potencia en el consumo de la corriente.

Tipos de interruptores magnetotérmicos

Entre los tipos de magnetotérmicos podemos encontrar 3 modelos que van desde el Pequeño Interruptor Automático (PIA), Interruptor de Control de Potencia (ICP), hasta el Interruptor General Automático (IGA).

  • Pequeño Interruptor Automático (PIA): su principal uso es proteger los distintos circuitos de la instalación eléctrica. Deben estar relacionados los calibres de la PIA con sus respectivos conductores.
  • Interruptor de Control de Potencia (ICP): es un elemento de control más no de seguridad y está conectado al principio de la instalación, disparándose cuando supera la potencia de contratación (dependiendo de su facturación en el consumo de luz). El ICP es propiedad de la compañía eléctrica, y cuando se dispara se debe desenchufar algún aparato.
  • Interruptor General Automático (IGA): protege los conductores que pasan hasta el cuadro general de mando y protección, es el breaker que salta automáticamente y desconecta todo el sistema de la vivienda cuando ocurre un fallo.

Llegados a este punto, ya conocemos las características y los detalles necesarios sobre los interruptores magnetotérmicos, por lo que estamos en la capacidad de seleccionar que tipo de modelos necesitamos o requerimos en nuestros hogares, oficinas o empresas. Por otra parte, también sabemos lo importante que son sus funciones para mantener a salvo nuestros equipos eléctricos.

Pulsa aquí para más artículos de electricidad para tu hogar.

También podría interesarte: 5 razones para contratar los servicios de una empresa de mudanza

Salir de la versión móvil