Te enseñamos a abonar eficientemente tus hortalizas

abono de hortalizas
Fuente: HUSQVARNA

El cultivo de hortalizas resulta ser muy satisfactorio, ya que acompañamos a nuestra planta desde que era una pequeña semilla hasta que nos empieza a regalar sus frutos. Este proceso puede ser incluso aún mucho más satisfactorio si aplicamos un abonado eficiente. Es por ello que decidimos dedicar esté artículo para enseñarte todo lo que debes saber sobre el abono de hortalizas

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que cada dosis de nutrientes variará de acuerdo a las necesidades de cada cultivo. Y adicional a ello, estará sujeto a los nutrientes que ya el suelo posea, el pH del mismo, y su capacidad de intercambio catiónico.

Este plan de abono de hortalizas puede resultar un poco complejo para alguien que solo quiere producir para su huerto familiar. Pero, intentaremos que la explicación sea lo más simple posible, para que cualquiera pueda hacerlo, sin necesidad de ser un profesional en el agro. 

En los párrafos siguientes, enseñaremos algunas ideas para que puedas calcular eficientemente la dosis de abono para hortalizas, centrándonos en los macronutrientes NPK (nitrógeno, fósforo y potasio).

Abono de hortalizas: nitrógeno

El nitrógeno es uno de los macronutrientes más importantes para las plantas. Con este elemento, las plantas pueden desarrollar mejor el área foliar y su crecimiento en general. Además, ayuda al fortalecimiento de su estructura celular encargada de realizar la fotosíntesis. 

El nitrógeno en las plantas, es necesario para que estas se desarrollen correctamente, pues es el elemento básico en sus proteínas, enzimas e incluso en la clorofila. Es decir, el nitrógeno es el gran responsable del verdor en la planta, por lo tanto ayuda al proceso fotosintético. Por lo tanto, una planta que tenga poca disponibilidad de nitrógeno, no podrá realizar correctamente sus procesos metabólicos necesarios para su crecimiento y desarrollo.

El nitrógeno se encuentra naturalmente en la tierra, de forma orgánica (follaje) y mineral. No obstante, no siempre las cantidades disponibles en el sustrato son suficientes para satisfacer las necesidades de las plantas, y es allí donde debemos aplicar un abono para hortalizas

¿Cómo calcular la cantidad de nitrógeno en nuestro huerto?

Vamos a explicarles cómo calcular la cantidad de nitrógeno que necesita un huerto de unos 60 metros cuadrados, para realizar un abono de hortalizas eficiente. Supongamos que el huerto está dividido en 3, una zona para hortalizas, otra para leguminosas y la tercera para perennes. 

  • Para las hortalizas: si están distribuidas en 45 m² del área total, lo multiplicamos por la cantidad demanda anual de nitrógeno de nuestras hortalizas. En este caso 28 g/m², y el resultado no dará la cantidad de nitrógeno que necesitarán nuestras hortalizas por año
  • Para las perennes: Si están distribuidas en 20 m²,lo multiplicamos por el total de necesidad de nutrimiento por planta, en este caso 8 g/m² 
  • Para las leguminosas: Estas plantas, al ser fijadoras de nitrógeno atmosférico, no necesitan abono  

Tabla de valores recomendada

Aquí les mostramos una tabla de valores de cultivos hortícolas para que tengan referencia al momento de sacar su calculo. Hemos de aclarar, que todos los valores son estimado, y que el calculo antes mencionado no es totalmente exacto. Tan solo es para tener una idea de cómo realizar correctamente el abonado de hortalizas.

abono de hortalizas
Extraído de agromatica.es
Créditos a: Fuente: Reche (2008), Cabello y Cabrera (2003) e IFAPA (Almería)

Abonos para hortalizas y sus nutrientes

Les dejamos una lista de productos con su cantidad de nitrógeno disponible, para que tomes en cuenta a la hora de realizar el abono de hortalizas eficientemente. 

abono para hortalizaAbono para hortalizas: Potasio 

Continuando con los macronutrientes esenciales para el buen desarrollo de nuestros cultivos hortícolas, le viene el turno al potasio. Es otro macronutriente, este se encarga de ayudar al crecimiento y reproducción de las plantas. Si tuviéramos que clasificar los nutrientes por orden de importancia, este sería sin duda el numero 2.

El potasio influye en la forma, en el tamaño, en el color e incluso en el sabor de los frutos de las plantas. En resumidas cuentas, el potasio es el responsable de darle los atributos a las plantas para que produzcan frutos de calidad. 

Este nutriente, generalmente puede encontrarse de forma común en el suelo. Aunque poco de este puede ser aprovechado correctamente por las plantas. El potasio, si no está disponible para nuestras plantas, no se desarrollarán de forma correcta y no producirán los resultados esperados. Es por ello que lo más recomendado es tener un plan de abono de hortalizas para suplir las necesidades de potasio. 

¿Qué puedo hacer para suplir las necesidades de potasio de mi huerto?

Aplicar potasio a nuestros cultivos no es tarea difícil, tan solo necesitamos necesitamos ceniza vegetal. La ceniza se produce tras la quema de madera y follaje. Este producto es rico en macronutrientes, pero específicamente, contiene gran cantidad de potasio  (en 100 g de ceniza, el 16% es potasio) aprovechable para nuestras plantas.

La aplicación de la ceniza debe ser de forma controlada, debemos determinar una cantidad razonable, de acuerdo al espacio y al tipo de sustrato. Es necesario tener en cuenta que la ceniza puede variar la cantidad de ph en el suelo. Por lo que antes de determinar la dosis de dosis, lo mejor es que sepas el estado del ph del suelo. Además no olvides que la cantidad de potasio dependerá de los cultivos que tengas en tu huerta, puedes verificar la tabla que te dejamos arriba para que hagas tu estimación. 

Abono para hortalizas: fósforo 

El fósforo es el ultimo de los macronutrientes fundamentales para el buen desarrollo de las plantas. Actúa como gestor en el proceso de la fotosíntesis, además ayuda a transportar nutrientes y energía por toda la planta.  Afecta también la estructura celular, ayuda que los frutos crezcan más rápido y vigorosamente. 

Podemos evidenciar que hay deficiencia de este nutriente, cuando nuestras plantas empiezas se desarrollan lentamente, los frutos y flores se muestran débiles y con poca vigorosidad. Las hojas pueden verse de un verde más oscuro que de costumbre e incluso tomar un tono violeta, ya que la fotosíntesis no se está desarrollando correctamente. 

A diferencia de los otros macronutrientes, el fósforo en el suelo es un poco más limitado. Además tiene muy poca movilidad en el suelo, por lo que las raíces de las plantas deben absorber el fósforo un entorno mucho más cercano. Es decir, el fósforo debe estar disponible justo al lado de las raíces. 

¿Qué puedo usar para aplica fósforo a mi huerto?

Al igual que con el fósforo, la mejor forma de aplicar fósforo a nuestro huerto es con ceniza.  Para preparar un fertilizante casero cargado de fósforo disponible para el abono de tu hortaliza es muy simple. Consigue 1 kg de ceniza de madera, la diluyes en agua y la aplicas. 

Recuerda tomar en cuenta el ph del suelo y los requerimientos tradicionales de tus cultivos. Adicional a ello, debes considerar la estructura de tu sustrato y la disponibilidad de nutrientes en el mismo. 

hoja con mal abono
Hoja con evidencia de falta de nutrimientos

Todas las recomendaciones que te hemos dado, son a base de la experiencia, por lo que tu mismo podrás determinar las dosis correcta que necesitan tus plantas en base a tu experiencia. 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.