Un árbol artificial que produce energía eléctrica

plantas
Las plantas florecen

Científicos en EE UU han demostrado que se puede obtener electricidad emulando a las plantas. Crearon un instrumento con ramas y hojas parecidas a las de un álamo que produce energía cuando es mecido por el viento.

Se requieren más investigaciones que mejoren la productividad. En un porvenir, este criterio podría ser útil al elaborar aparatos pequeños y ocultos, que transformen el viento en energía.

Entre sus posibles virtudes son la armonía y su tamaño reducido, que puede admitir la acumulación de electricidad fuera de red.  Responder la interrogante de si se puede adquirir energía de un mecanismo similar a una planta, la respuesta es “probablemente”. Es una idea que requiere de muchas mejoras.

Las torres de telefonía móvil, han sido “disfrazadas”con hojas como árboles, en áreas urbanas determinadas  para optimizar su apariencia. De poderse adquirir electricidad con esas hojas, fuese mas funcional, estos “árboles” podrían dotar de energía a electrodomésticos.

Este avance se afianza en la biomimètica, que es el empleo de recursos artificiales para emular los procesos naturales. Tal criterio, ha fomentado nuevas formas de trabajar la informática, la fabricación y la nanotecnología.

Es difícil que las personas se equivoquen al ver el ejemplar de laboratorio y lo confundan con un árbol natural. El árbol artificial está cercado metálicamente con hojas plásticas colgadas en forma de hojas de álamo.

En un futuro se puede elaborar un árbol ficticio similar a un árbol real, con muchísimas hojas, emanando electricidad partiendo de la energía eólica.

Así funciona el árbol artificial

El artefacto contiene en los tallos de las hojas pequeñas láminas plásticas que sueltan una carga energética al doblarse con la fuerza del aire. Así sucede la piezoelectricidad, en otras palabras, es la presión hace que la masa tome una polarización eléctrica.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.