Batería de litio más grande se instalará en Australia

La compañía Tesla instalará la batería más grande de litio en Australia
La compañía Tesla instalará la batería más grande de litio en Australia

En Australia, el país Oceánico, será instalada la batería de litio más grande del mundo. Esto se llevará a cabo gracias a la compañía tecnológica Tesla, en conjunto con la empresa Neoen de energías renovables. La noticia fue anunciada por el gobierno regional de Australia Meridional. La instalación se efectuará en un parque eólico que aún no ha sido culminado; pero que se espera esté listo para finales de este mismo año, según informó la cadena televisiva ABC. El director de la compañía Tesla, anunció en rueda de prensa en Adelaida; que es la capital del estado australiano:

«Se puede cargar la batería cuando hay exceso de energía y el coste de producción es menor y, entonces, descargar cuando el coste de producción es algo. Esto disminuye el coste medio para el cliente final»

Capacidad de la batería de litio

Esta gigante batería tendrá una capacidad de almacenaje de aproximadamente 100 Megavatios; y se utilizará para brindar una estabilidad al sistema de producción de energía n el país, por medio de las energías renovables. También será utilizada en caso de emergencia eléctrica. Esta batería de 100 Megavatios superará e incluso triplicará a la actual batería más grande que es de una capacidad de 30 Megavatios. Esto evidencia el gran avance de ingeniería que está involucrado en este proyecto.

«Es una mejora fundamental en la eficiencia de la red eléctrica»

Explicó Musk al advertir de la existencia de «ciertos riesgos» al momento del montaje de la batería. En cuanto a los números y costos; el gobierno de Australia Meridional anunció en marzo una partida de 500 millones de AUD. Esto equivale a unos 379 millones de dólares (332 millones de Euros). Este monto destinado a un plan energético elaborado para mejorar el sistema del lugar y en el que se incluye una planta de gas y la instalación de la batería.

Una de las razones de que este proyecto tan ambicioso sea llevado a cabo es que Australia Meridional sufrió un gran apagón en septiembre de 2016, durante el verano austral, debido a una ola de calor que azotó la región y disparó la demanda de energía por encima de los niveles de producción.