El cambio climático está alterando la química del Ártico

Cambio climático
Cambio climático

El cambio climático está alterando la química del Ártico. La concentración de isótopos de radio en el océano se ha doblado en una década.

La concentración de radio-228 en las aguas del océano Ártico casi se ha doblado, en menos de una década.

El acelerado deshielo provocado por el cambio climático estaría facilitando la aportación extra de este elemento químico radiactivo desde las aguas que rodean el Polo Norte.

Los científicos aún no tienen claras las consecuencias a largo plazo de este fenómeno.

El radio-228 es un isótopo del radio de origen natural surge  de otro elemento radiactivo, el torio, presente en sedimentos. Pero a diferencia de este, se disuelve en el agua, donde los científicos pueden rastrear su origen, concentración, ratio y dirección de su flujo.

Para los científicos marinos toda esa información ha convertido al radio-228 en un sensor del estado de salud de los océanos y la composición de las aguas oceánicas.

El radio sirve a los científicos como indicador de la llegada al mar de otros materiales continentales.

Estudios realizados muestran que la concentración media de 228RA por metro cúbico de agua era de unos 71.000 millones de átomos. La cifra casi dobla las mediciones obtenidas en 2007.

Globalmente la cantidad de radio en el Ártico apenas supera el 5% del total de todos los mares del planeta; los niveles de radio-228 en la región central del océano Atlántico son unas 10 veces más bajos que en 2015.

La fuente naturales de radio es el torio presente en los sedimentos que se van acumulando en las plataformas continentales; porción de tierra sumergida bajo el mar en las cercanías de la línea costera, y la aportación fluvial.

Aunque el Ártico no es el océano más grande, aquí desembocan grandes ríos hasta el 10% del agua dulce que llega a todos los mares. Pero hay un nuevo factor que estaría alterando el equilibrio natural: el cambio climático.

El exceso de radio debe de provenir de los sedimentos de la plataforma continental siberiana. Con sus 50 metros de profundidad, es la plataforma más extensa que hay en el planeta, con unos 1.500 kilómetros de línea costera.

Cambio climático es una realidad.

El deshielo provocado por el calentamiento estaría exponiendo esta franja terrestre al contacto con agua, facilitando la disolución del radio.

Cambio climático
La acción de las olas sobre los sedimentos estaría acelerando la erosión y la aportación de este elemento.

La concentración de este radio de origen natural es baja para temer por su radiación, ya que esta no afecta el agua ni la vida acuática. Realmente los científicos usan este elemento como indicador de los materiales de la plataforma continental que acaban en el mar.

El incremento de los niveles de radio solo indica que las aportaciones de otros elementos también lo están haciendo. Estos otros elementos y minerales como el hierro en las aguas polares, pudiese estar afectando todo el ecosistema ártico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.