¿Quién es el científico que quiere crear bebés modificados genéticamente?

bebés modificados genéticamente
Foto de Denis Rebrikov, El biólogo molecular ruso que planea modificar bebés genéticamente para hacerlos inmunes al VIH. Créditos: Nature.

El mundo NO está preparado para bebés modificados genéticamente, ni tal vez lo esté en las siguientes décadas. La primicia de que se puede alterar el mapa genético humano encendió, para bien y para mal, las brasas de la ciencia genética; aunque la mayoría comprende sus riesgos.

Más aun así, existen “expertos” demasiado irreverentes que insisten en usar este conocimiento fuera de los laboratorios de prueba. Por si no es suficiente un solo caso de bebés modificados genéticamente, ahora tenemos una posible y controversial continuación desde Rusia.

El ejemplo que dio He Jiankui al traer al mundo a las primeras gemelas cuyos genes fueron editados, por desgracia, no sólo despertó polémica y rechazo entre los expertos.

Unos cuantos, igual de atrevidos y también “suficientemente locos” parecen ahora querer repetir el procedimiento en otras zonas del mundo sin esperar a que la tecnología relacionada evolucione.

Así lo expresó abiertamente a la revista Nature el biólogo molecular ruso Denis Rebrikov; quién planea crear sus propios bebés modificados genéticamente con la idea de “combatir efectivamente el VIH” para finales de este año.

Puedes leer: Es posible que haya vida en Plutón

La historia de los bebés modificados genéticamente está a punto de repetirse

Rebrikov, quién se encuentra al mando de un laboratorio en la clínica de fertilidad más importante de Rusia (conocida como el Centro Nacional Kulakov de Investigación Médica en Obstetricia, Ginecología y Perinatología, ubicada en Moscú), tiene en la mira la edición del gen CCR5, tal como lo hizo He Jiankui, para lograr su objetivo en bebés de madres con VIH.

bebés modificados genéticamente

Se valdrá del método genético CRISPR-Cas9 para eliminar al menos 32 bases en dicho gen con la intención de inactivarlo. Ya les habíamos comentado lo que hacía el CCR5; aquel que codifica una proteína que es la puerta de entrada para el VIH en las células blancas del organismo humano.

Sólo con el CRISPR-Cas9 algo como modificarlo y seguidamente, lograr la inmunidad contra el VIH, es posible; estas son las populares tijeras genéticas capaces de eliminar un segmento de la cadena de bases nitrogenadas en algún gen con la intención de inactivarlo, mutarlo, también cambiarlo, etc, desde el embrión humano en estudio.

Sin embargo, y esto es lo que tiene a los expertos con el corazón en la mano, CRISPR-Cas9 y todo lo que se sabe de esta herramienta, aún no es suficiente para dar por sentado que se pueden corregir defectos genéticos manualmente sin esperar consecuencias graves.

Tema relacionado: Tomates: un desafío para la genética

Para muestra un botón: los bebés modificados genéticamente en China son vulnerables a la gripe

Así lo expresó de primera mano Jennifer Doudna, bióloga molecular de la Universidad de California, pionera que puso en conocimiento público las posibilidades que existían con el CRISPR-Cas9, al saber las intenciones de Rebikrov para crear bebés modificados genéticamente; declaró, tajantemente que “La tecnología no está lista”, mientras a su vez opinaba que la noticia “No es sorprendente, pero es muy decepcionante e inquietante”.

bebés modificados genéticamente
En noviembre del 2018 nacieron las primeras bebés gemelas modificadas genéticamente por CRISPR-Cas9. Créditos: Shutterstock.

Editar el genoma humano no es algo de coser y cantar. Eliminar una cadena de bases puede implicar no sólo hacer mutar el gen objetivo. También puede alterar a otros, o simplemente conseguir un resultado totalmente distinto al esperado. Por si no fuera peor, también es posible que se anulen genes diferentes que además ayudasen a combatir otro tipo de enfermedades o tumores.

Existen muchos riesgos que vienen detrás del método CRISPR-Cas9. Riesgos de los que los bebés modificados genéticamente en China no escapan. Bien se supo gracias a estudios anteriores que, ante la ausencia de CCR5 las personas con dicha mutación tenían una corta esperanza de vida. No sólo esto, sino que quedaban indefensos ante algo tan simple como una gripe.

¿Y sabiendo esto Rebrikov seguirá con sus planes? Por desgracia, si

Desdichadamente, Denis Rebrikov se siente muy seguro de que conseguirá su objetivo sin causar estas consecuencias graves en los bebés que pretende modificar. No existe una ley completamente clara que prohíba la edición genética en embriones en Rusia, y esta ambigüedad lo alienta a seguir con su objetivo de crear bebés modificados genéticamente.

Además, Afirmó que tiene un acuerdo con uno de los centros de asistencia para las mujeres con VIH en Rusia. Su intención es la de reclutar a las embarazadas, prometiéndoles bebés sanos, inmunes al terrible virus de transmisión sexual. Al contrario que el científico chino, que había escogido una pareja donde el hombre era aquel que estaba contagiado con el virus.

Su aparente “principal motivador” también se encuentra puesto en tela de juicio ante el resto de los expertos del mundo. Rebrikov afirma que su intención es la de hacer bebés inmunes al VIH en zonas donde los tratamientos preventivos son inaccesibles por una razón u otra. África Subsahariana es un ejemplo claro de este tipo de lugares, y esa es una de sus miras.

Sin embargo, otros científicos apuntan que un procedimiento tan riesgoso no es necesario para prevenir la transmisión del VIH al bebé de una mujer infectada. Ya existen métodos preventivos eficaces, que sólo necesitan una mejor promoción para que puedan llegar a todos los sitios donde se le necesite.

El pasado y el presente nos indican que la edición genética aún está verde

Aplicar métodos que modifiquen los genes humanos en personas o embriones fuera de laboratorios de prueba todavía no es algo que debería hacerse. Más aún cuando la aplicación de CRISPR-Cas9 no garantiza al 100% la ausencia de consecuencias o efectos colaterales preocupantes.

bebés modificados genéticamente

Muchas cosas pueden suceder al alterar el genoma en un embrión. Mientras se corrige una enfermedad hereditaria, se podría estar suprimiendo lo que hace que alguien pueda combatir otras condiciones el doble de frecuentes en el mundo. O incluso genes que se encarguen de codificar anticuerpos para eliminar células malignas en los organismos.

Es por ello que las organizaciones del mundo intentan ponerse de acuerdo en un reglamento juicioso para regular la edición genética; ya que estamos ante una época en la que cada cinco días aparece un nuevo estudio basado en este tema que, a pesar de todo, es prometedor.

Un mundo sin enfermedades genéticas mortales está en la mira

La idea de que nazcan bebés modificados genéticamente para que sean más sanos, o no presenten enfermedades letales impresas en su ADN, no es mala. Lo que causa controversia es el hecho de que aún la tecnología para lograr esto sin posibles efectos secundarios trágicos no se halla perfeccionada.

Quizá, en el momento en que se pueda lograr editar un gen para prevenir además de la fibrosis quística, la anemia drepanocítica, también el desarrollo del Alzheimer, la demencia, entre otras enfermedades con bases genéticas, sin causar estragos en las defensas del cuerpo, o en genes indispensables para un funcionamiento biológico correcto, la ingeniería genética sea un tratamiento de protocolo más en los hospitales.

Mientras esto no suceda, y se tengan más inconvenientes que beneficios, lo mejor es que permanezca relegada a los laboratorios, aún en desarrollo, en estudio, hasta que brinde el futuro brillante que se esperaría de poder erradicar de raíz enfermedades que hoy en día son incurables.

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.