Importancia de la cimentación especial

No cabe la menor duda que el elemento más importante de cualquier construcción son los cimientos. Son la base para cualquier estructura, de ellos depende que lo demás se sostenga. Por otro lado, deben estar correctamente planificadas en base a diferentes factores; tipo y grado de resistencia del suelo, las cargas de las estructuras, y otras cargas que inciden por elementos naturales (viento, movimientos telúricos, nieve, etc.). Hay situaciones en los que el suelo no es para nada recomendable construir, por lo que se tiene que implementar una cimentación especial que soporte las cargas sin riesgo alguno.

En la actualidad, las cimentaciones especiales son una excelente solución para el aprovechamiento de espacios que anteriormente eran considerados no aptos para la construcción. Son fundamentales para brindar soluciones a los problemas de terreno, de ámbito geológico y geotécnico. 

En este artículo, precisaremos la importancia del uso de la cimentación especial, no sin antes detallar un poco más sobre los cimientos especiales, y los tipos que existen en la actualidad.   

¿Cuáles son las cimentaciones especiales?

Antes de realizar cualquier construcción de envergadura, es necesario hacer un estudio geológico y geotécnico del terreno para conocer si reune las caracteristicas necesarias para resistir la estructura. Conociendo las características del terreno, se procede a diseñar las bases estructurales de la construcción, es decir los cimientos.

Conociendo las características del terreno, se procede a diseñar las bases estructurales de la construcción

Con la cimentación se pretende establecer las bases para transmitir las cargas de la estructura al terreno. Cómo debemos intuir, muchas veces no podemos elegir el tipo de terreno, por lo que se debe implementar diferentes tipos de cimentaciones de acuerdo a cada necesidad. Entonces, cuando el terreno dispuesto no reúne las características óptimas para realizar una construcción, la cimentación especial es la solución.

Las cimentaciones especiales vienen a ser el recurso que se implementa cuando el suelo no tiene los requerimientos mecánicos necesarios, ni suficientes para soportar una estructura con una cimentación superficial. 

Tal y como hemos comentado en líneas anteriores, existen diferentes tipos de cimentaciones especiales que se vienen a adaptar a las distintas condiciones del terreno donde se planea construir. Según la conocida empresa Montenegro Expresa, las más usadas son los pilotes y micropilotes de acuerdo a su versatilidad y utilidad. Aún así, existen muchos otros, en párrafos siguientes conoceremos los más usados y conocidos en la actualidad. 

Tipos de cimentaciones especiales

La idea fundamental de la cimentación especial es brindar soporte a las estructuras, de forma que esté totalmente garantizada la estabilidad, con el fin de evitar cualquier daño a las estructuras. Adicionalmente, los cimientos se tienen que diseñar en función de cada terreno, por lo que hay diferentes tipos.

A continuación los tipos de cimentación especial más usados: 

1- Cimentación por pilotes

Es un sistema de cimentación especial muy usado, se puede construir en el lugar, o traerse prefabricado. Los pilotes son columnas muy fuertes diseñadas para soportar y transmitir las cargas a los estratos del terreno más resistentes y estables. Estas columnas penetran en profundidad, buscando brindar mayor soporte a las estructuras establecidas en suelos que superficialmente no tienen la capacidad de resistir el peso del edificio. 

2- Cimentación por micropilotes

Al igual que los pilotes, son una solución para darle soporte a las estructuras en terrenos desfavorables. En este caso los micropilotes, son pequeñas columnas con diámetros que varían 80 y 300 mm. Generalmente están construidas con una base de tubo de acero, revestida en acero y es recubierta con cemento. 

Los micropilotes son implementados cuando; además de problemas con la distribución de cargas, el terreno tenga limitaciones en cuanto a espacios reducidos, alturas, e incluso zonas congestionadas. Cabe destacar que implementar este tipo de cimientos, es mucho más costoso que los pilotes, por lo que son usado solo cuando las condiciones de la construcción son totalmente desfavorables. 

3 – Cimentación por zapatas

Las zapatas son otro tipo cimentación especial, generalmente usada en terrenos un tanto más homogéneos y resistentes. Se puede considerar como una cimentación superficial, éstas funcionan de la siguiente manera; se sitúa un placa de hormigón bajo los pilares de la estructura, lo que ayudará a transmitir las cargas de la estructura y anclarlas sobre el terreno.

Las zapatas están compuestas de hormigón armado o en masa, bajo una base plantada de forma cuadrada o rectangular, de esta manera servirá de soporte a las estructuras verticales de los edificios. 

4 – Cimentación flotante

Este tipo de cimentación especial se usa cuando las dimensiones del terreno disponible son pequeñas, y la estructura de la construcción tiene un peso considerablemente alto. Lo que se busca es construir un cimiento pequeño, que se fundamenta en si el total del peso del terreno excavado es igual al de la estructura de la construcción que irá encima, no habrá incremento en la presión sobre el terreno, por lo que el cimiento «flotará» como un barco. 

Para construirlo, se usa generalmente una losa de cimentación con pilotes flexibles, que se encargará de soportar la carga, a través del rozamiento. 

5 – Cimentación profunda

Las cimentaciones especiales profundas son usadas en estructuras que necesiten resistir gran cantidad de cargas. Generalmente son las que se implementan en los edificios urbanos que requieren sótano. 

La finalidad de esta cimentación, es brindar resistencia mediante la trasmisión de cargas que reciben de la construcción y demás, a mantos especialmente fuertes que están ubicados en zonas más profundas. 


Importancia de la cimentación especial

En el campo de la construcción, la cimentación especial brinda una serie de alternativas a los ingenieros civiles para implementar estructuras de gran envergadura en zonas difíciles de ejecutar; bien sea por las condiciones del terreno como tal, o por la disponibilidad de espacio. 

  • Se pueden implementar tanto en obra nueva a cielo abierto, como en estructuras ya existentes
  • Son una alternativa al momento de implementar en zonas de riesgo o de cuidado, ya que no supone una gran invasividad
  • Se implementan en zonas con mucha humedad o poca capacidad de resistencia mecánica
  • Brindan mayor seguridad y resistencia a las estructura a eventos naturales tales como; inundaciones y movimientos telúricos

Sin duda la cimentación especial es una gran alternativa muy usada en las construcciones actuales; no sólo da soporte a las estructuras de forma más efectiva, sino que otorga mayor libertad a los arquitectos e ingenieros civiles para hacer creaciones mucho más grandes e imponentes. 

También te puede interesar: Los 5 mejores aditivos para hormigón

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.