Los matrimonios tienen menos gozo sexual que el resto de parejas

Los matrimonios

Popular es la creencia de que el matrimonio es la solución amorosa definitiva. El ideal que todo ser humano debe aspirar si quiere sentirse pleno y satisfecho a nivel personal. Si dentro de este concepto, incluyes de manera personal el gozo sexual, mejor piénsatelo dos veces antes de decir “acepto” en el altar. Y es que tal parece que los mitos vuelven a caerse por la ciencia. Ahora se sabe que los matrimonios no son tan felices en materia de sexualidad que el resto y te diremos por qué.

Por supuesto, todo tiene que ver con un estudio científico realizado para sustentar esta hipótesis. O más bien podría decirse que fue un descubrimiento inesperado. Lo cierto es que el sociólogo Elyakim Kislev se dio a la tarea de observar la satisfacción sexual de varias parejas. Sus resultados, publicados en Journal of Sex Research, hablan por sí solos.

Puedes leer: Beneficios del biomagnetismo para la salud

Tal parece que los matrimonios no disfrutan tanto de su sexualidad como el resto de parejas

Para su investigación, Kislev escogió un grupo de 3.207 personas de procedencia alemana; cuyo rango de edad iba desde los 32 años hasta los 46. Se encontraron divididos en varios grupos, entre ellos, las parejas casadas, los solteros, y aquellos que tenían pareja aunque vivían en sitios diferentes.

En su estudio, se descubrió que en cuanto a satisfacción sexual, quienes tenían los niveles más bajos eran las parejas casadas. También encontraron que además, estas personas poseían niveles de autoestima sexual y comunicación mutua bastante disminuidos.

Los matrimonios

¿Por otro lado? Aquellos que poseían pareja, pero con viviendas separadas, tenían una satisfacción sexual increíblemente alta. Mientras que los solteros también presentaban mayor gozo sexual que las parejas casadas, aunque un autoestima y comunicación por debajo del resto.

Lo que quiere decir que, en esta época parece que los matrimonios no ofrecen la satisfacción de la que tanto se presume. Al menos en materia de sexualidad y complacencia en el ámbito del deseo carnal. Interesante, ¿no?

Fuente: Journal of Sex Research

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.