La robótica blanda se apodera del mundo

robot blando

Hasta que al fin la robótica blanda crea uno de los prototipos más importantes a nivel mundial.

En esta oportunidad la robótica blanda ha logrado simular la velocidad e un animal ágil y sorprendentemente veloz.

Los camaleones son animales impresionantes, capaces de ocultarse en cualquier entorno y atrapar presas en fracción de segundos, a través de su lengua pegajosa.

Es esto precisamente la cualidad de los nuevos robots blandos, creados en la Facultad de Ingeniería Industrial de Purdue.

Habla el profesor Ramsés Martínez acerca de la robótica blanda

Cabe destacar que, los ingenieros creían desde un inicio que podían fabricar robots capaces de realizar movimientos de gran amplitud a alta velocidad como los camaleones.

Así que, muchas tareas automatizadas podrían completarse con mayor precisión y de una manera mucho más rápida. Es allí donde la robótica blanda intervino.

Los robots convencionales generalmente se construyen con componentes duros y pesados que ralentizan su movimiento debido a la inercia. Ellos querían superar tal desafío.

La idea detrás de esta creación, es el diseño de un robot similar a Baymax, el esponjoso protagonista de la película de Disney basada en el cómic de Marvel, Big Hero 6 (Grandes Héroes en Hispanoamérica).

La robótica blanda es el área de esta ciencia, que se encarga de utilizar piel artificial para dar mayor movilidad a las extensiones del robot.

De esta forma, otorga exteriores flexibles a los mismos, que les permite realizar muchos más movimientos en comparación a un robot convencional.

Para demostrar su creación, los diseñadores han creado un video en el que se pueden apreciar con mayor detalle los movimientos de alta potencia y velocidad del robot.

Asimismo, el experto destacó que todo se logró al utilizar energía elástica acumulada.

Velocidad del robot blando

Para lograr la velocidad del camaleón, los investigadores de la Facultad de Ingeniería Industrial de Purdue, han fabricado el robot a base de polímeros elásticos.

La robótica blanda usa elementos iguales a las bandas de goma, cuentan con canales neumáticos internos expandibles con presurización.

Gracias a esta peculiar característica, los robots blandos son capaces de llevar a cabo movimientos de gran fuerza y rapidez, por medio de energía almacenada.

Al igual que el camaleón, este robot neumático pretensado puede expandir hasta cinco veces su tamaño.

De la misma forma, puede capturar insectos vivos, como el escarabajo, y llevarlo consigo en un fragmento de tiempo de tan sólo 120 milisegundos.

Quizá te interese saber acerca de: Enfermedades raras curadas con edición genética

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.