Se creó bacteria sugestionada gracias a las vitaminas

Gracias a las investigaciones hechas en Harvard (EE.UU.) se logró identificar moléculas orgánicas de gran rendimiento y totalmente nuevas, intuitivas gracias a la vitamina B2, el cual logran acumular de manera fiable la electricidad originaria de fuentes de energía intermitentes, así como esa energía solar y eólica, en enormes baterías. 
Ese progreso se fundamenta en proyectos antiguos en donde el equipo desenvolvió una batería de flujo de gran capacidad el cual puede acumular energía en moléculas orgánicas designadas como quinonas y asimismo ese aditivo alimenticio designado ferrocianuro. Es un nuevo progreso el cual modificó el paradigma, creando esos primeros químicos de gran utilidad siendo no inflamables, ni tóxico, ni corrosivo, y con un costo asequible, lo que podría dejar el acaparamiento de electricidad económico a una enorme escala.

No obstante, esas versátiles quinonas se ven muy promisorias en beneficio al uso de baterías de flujo, los encargados en la investigación en Harvard, continuaron en la exploración de alguna otra molécula orgánica intentando hallar un rendimiento mucho mejor. Pero hallar la misma ligereza en otros sistemas orgánicos resulto ser todo un problema.

[h2]Parte del procedimiento y su conclusión[/h2]

«Entonces, luego de tomar en cuenta la cifra de un millón de quinonas distintos, se ha creado una nueva clase de material de electrolito de batería el cual incrementa los medios de lo que se lograría realizar», señala el estudiante de la Universidad de Harvard Kaixiang Lin.

«Asimismo se logra sintetizar de manera simple, por ende, debiese elaborarse a gran escala a un precio bastante asequible, por lo que pudiese ser un objetivo relevante en el proyecto». Con la nueva investigación la cual ha sido puesta en la revista Nature Energy, señala Harvard en el portal web.

En cuanto a las baterías del flujo, éstas logran acumular la energía para solucionar los problemas en esos tanques externos: Mientras más tamaño tengan los tanques, más energía acumularán. En el año de 2015, trabajaron en una quinona el cual pudiese ser la solución para las alcalinas en relación a un añadido alimenticio frecuente.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.