Un algodón de fibra especial para los coches

El poder ser “Ligero” es el concepto más relevante de toda ingeniería en automotriz y conjuntamente dentro del área aeroespacial. Por ello, cada compañía encargada de hacer automóviles atiende cada día más esos materiales hechos sintéticos y fuertes con las fibras. Son las fibras, implementadas en la matriz sintética, el cual brinda a esa una excelente durabilidad.

Por ejemplo, en la Fórmula 1, lo que se lleva primordialmente es esa fibra de carbono, un polímero no metálico el cual es 5 veces más ligero que el acero y que tiene una extrema resistencia para poder ser moldeado de casi todas las formas posibles. No obstante, está el problema de que la fibra de carbono tiene un precio enorme. La fibra de vidrio, por otra parte, es más económica pero conjuntamente, más pesada.

Es por eso que un grupo de científicos de distintos centros de investigaciones en Alemania, entre esos destaca el Instituto Fraunhofer, el cual estudió esa posibilidad de poder crear materiales sintéticos para coches agregando otro tipo de fibras: Las fibras naturales de origen botánico.

Materiales que provocarán energía cuando dejen de existir

En conclusión, se brinda la utilización de fibras de cáñamo, limo, algodón y madera. Ello en conjunto son tan accesibles como las fibras de vidrio. Poseen una densidad más tenue que las otras hechas a base de carbono. Si al final del ciclo de vida, se incineran, las fibras naturales lograrían crear energía, sin dejar algún residuo extra.

Simplemente está la pega que todavía no ha logrado que cada fibra de cáñamo y otros no alcancen una durabilidad. Como tampoco se consiguió la estabilidad para las fibras de carbono. Para solucionar ese inconveniente, cada investigador tomo la decisión de ir por una alternativa. Están mezclando cada fibra de carbono con varias fibras textiles de origen biológico, señalan en un anunciado del Instituto Fraunhofer.