Un Drone reparte órganos de transplante por su cuenta

un Drone

Con eso de que cada vez le vamos encontrando nuevos usos a la tecnología de punta, empiezan a surgir pruebas de diferente estilo. Los drones, por ejemplo, ahora sirven como máquinas de reparto a domicilio en Australia; pero no solo para esto se les requiere en uso. Ahora, un drone también podría ser capaz de transportar algo el triple de valioso que simple comida rápida. Algo como material para realizar un transplante de órgano.

Es lo que se ha probado desde la Universidad de Maryland recientemente. Ante la premisa de tener maquinas capaces de transportar cosas rápidamente, se probó la capacidad de un drone para enviar un órgano que fuera a ser transplantado.

Esto requería una rapidez y protocolo impecable, pues, como es sabido, en estas operaciones es necesario ahorrar la mayor cantidad de tiempo para garantizar la funcionalidad del órgano de reemplazo.

Puedes leer: ¿Por qué se produce un relámpago?

Un drone transporta con eficacia el órgano necesario para un transplante

Para empezar, desde la Universidad de Maryland se diseñó un drone específico para este propósito. Que cumpliera con las medidas necesarias para poder cargar un órgano de transplante y llevarlo a su destino con éxito.

En su primera demostración, el mecanismo robótico recorrió al menos 5km para entregarle un rión de transplante a una mujer en Maryland. Después de esperar 8 años para ser transplantada, fue un drone quién le llevó hasta el hospital el encargo más preciado.

Este proyecto se realizó bajo la supervisión del Dr. Joseph Scalea, junto a varios hombres pertenecientes al departamento de aviación y de ingeniería de la universidad. Se encargaron asi de que el drone estuviera bien equipado. Con motores de respaldo, así como hélices; lo mismo que baterías dobles junto a un paracaídas en caso de emergencia.

El pequeño robot se movió ascendiendo en vuelo a unos 122 metros. Aunque se estaba preparados para asistirlo en caso de que fallara, pudo realizar la entrega con total efectividad. Valiéndose, de entre varias cosas, de sensores de temperatura, vibraciones y presión barométrica, se pudo transportar por su cuenta en el tiempo estimado perfecto.

Tal vez sea el primero de muchos drones que se harán cargo de este tipo de diligencias tan delicadas.

Fuente: Science Daily

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.