Vulcano el planeta del señor Spock existe en realidad

Vulcano
Vulcano

Como sacado de la ciencia ficción, el planeta Vulcano de la película “Viaje a las Estrellas” no solo se quedó en la pantalla, sino que también la traspasó. Un grupo de científicos descubrieron una estrella que tiene muchas de sus sus características.

Ya ha sido confirmado que el planeta está en las mismas coordenadas que pensaron los escritores de la película.  Además, Vulcano es conocido como «súper  tierra» ya que es muy muy similar a la tierra.

Según las investigaciones de órbita, una de las tres estrellas del sistema de los 40 Eridani  podría ser ideal para habitar. Claro todo ello, para una civilización avanzada ¿Vivirán extraterrestres?

También puedes leer: Ingeniería Aeoroespacial será impartida por la Escuela Industrial de Toledo

Vulcano está muy cerca de la Tierra

Vulcano
Vulcano

A tan solo 16 años luz de nuestro planeta Tierra, Vulcano se perfila como el nuevo oasis de estudio. Cuenta con el doble de tamaño del nuestro y esta justo al lado de la zona óptima para vivir de su estrella.

La vista de este planeta se realizó a través de un telescopio de 50 pulgadas que estaba ubicado en el Observatorio del Monte Lemmon en Arizona. Es el primer planeta de su estilo, que el equipo Dharma Endowment Foundation Telescope (DEFT) descubre.

Una de las características que tiene la «súper tierra»  es que puede ser visto fácilmente. Lo que es una ventaja, pues nos permite imaginarnos como sería el planeta de Spock.

Formados de adentro hacia afuera

Vulcano
Vulcano

Lo más impactante de Vulcano es que apoya  la teoría de la formación de planetas de adentro hacia afuera. La propuesta que fue dada en el 2017, habla de planetas creados a partir de planetas formados por anillos de piedras y rocas. Aplicando la teoría de migración de este anillo hacia un lado.

El planeta «súper tierra» no solo es relevante por salir de la ciencia ficción  a la vida real. Si no también por todos sus aportes.

También puedes leer:

La eliminación activa de desechos espaciales tuvo su primera demostración mundial