Alter Ego, el dispositivo que es capaz de leer tus pensamientos

Alter Ego
ACM Digital Library

¿Máquinas que leen nuestros pensamientos? ¿Y que también son capaces de transcribir y hablar por nosotros usando lo que les transmitimos con nuestra mente? ¿Es posible? Muchos pensarían que no, que se trata de algo salido de una novela de ciencia ficción. La realidad es otra, y es que un grupo de científicos diseñó el primer casco capaz de leer los pensamientos. Casco que han decidido bautizar bajo el nombre de Alter Ego.

Esto no es más que un instrumento colocado a lo largo de la mandíbula y el mentón, el cual posee electrodos dentro. Los electrodos, son capaces de leer los impulsos neuromusculares que pasan a esa zona. Básicamente, estos impulsos son la fase en la que el pensamiento está a punto de convertirse en palabras pronunciadas.

El proceso durante el cual el impulso nervioso recorre la red neuronal primero del lenguaje, y luego de la fase motora, antes de darse el habla, se llama subvocalización, que es a su vez en lo que se apoya Alter Ego para funcionar.

Una vez leen estos impulsos nerviosos, pueden traducirlos para desentrañar el mensaje que la persona deseaba comunicar. Así, a través de su propio sistema, es capaz de comunicarlo, responder u obedecer comandos que se hayan realizado sin siquiera haber abierto la boca.

Alter Ego se encargará de la domótica y de responder los mensajes de tu móvil, entre otras cosas

La eficacia del casco para detectar y analizar las señales neuromusculares es de un 92% según las pruebas realizadas. Hasta los momentos, se ha podido lograr que Alter Ego consiga ejecutar comandos sencillos con inteligencia artificial. Tales como “llamar” “responder” “indicar la hora”, etc. Por otro lado, también se ha podido establecer una conversación entre dos personas usando el casco. Esto sin necesidad de que ninguna hable.

Lo que es importante resaltar, es que Alter Ego no lee aquellos pensamientos que no se desean comunicar mediante la voz. Podría decirse entonces que respeta la privacidad de la persona que lo use. Su modelo prototipo no se conecta a ninguna región del cerebro mediante electrodos. Tampoco usa procesos invasivos, así que resulta seguro de usar.

Las expectativas de los científicos son las de usar este elemento en artículos de domótica o de otro estilo que impliquen IA. Esto para hacer aún más cómoda la comunicación entre los asistentes virtuales. Lo mismo en cuestiones de mensajería instantánea, como usar a través de él SMS o WhatsApp.

El proyecto todavía se encuentra en desarrollo, pues se desea mejorar tanto su diseño físico, que no es tan agradable ni práctico, como su capacidad de procesamiento. Y es que hasta los momentos, el casco es incapaz de identificar más de un pensamiento a la vez. En los meses que vienen, el equipo de científicos pretende mejorar eso para por fin darle una esperanza de conocer el mercado.

Fuente: ACM

(También te puede interesar: La NASA se salía con Uber para crear los coches voladores del futuro)