La NASA se alía con Uber para crear los coches voladores del futuro

NASA y Uber crearán coches voladores

El futuro prometido por muchas historias de ciencia ficción parece acercarse cada vez con mayor prisa. No solo gracias a la Inteligencia Artificial con todos sus increíbles avances realizados en la última década, sino ahora también en materia de transporte. ¿Os acordáis de los coches voladores que salen en la mayoría de las películas futuristas? ¿Como si fuese un tráfico de vehículos común, corriente y silvestre? Pues bien, quizá pueda volverse una realidad. Todo gracias a la alianza más reciente de la NASA con la compañía Uber.

Ambas empresas han firmado un contrato que las vinculan. En él, la NASA obtendría de Uber todo lo relacionado a los conceptos y tecnologías sobre movilización en transportes urbanos. Esto mismo nos lo informan desde su propia página web.

La idea, es comenzar a evaluar la posibilidad de instaurar un sistema de transporte urbano aéreo. Algo que es definido por ellos como movilidad aérea urbana (Urban air mobility o UAM). Gracias a la tecnología de simulación de la NASA, en conjunto con la experiencia en materia de ingeniería automotriz por parte de Uber, los estudios se podrán realizar para buscar por fin el medio ideal para empezar a dominar los cielos de las ciudades.

El mismo jefe de la producción oficial en Uber, Jeff Holden describe esta unión:

La NASA se emociona al estar acompañada de Uber y otros en la comunidad para identificar la clave que los ayudará a encarar los retos que supone el mercado UAM, y explorar las investigaciones, así como el desarrollo y las pruebas necesarias para identificar estos desafíos

Los coches voladores harán del tráfico aéreo una realidad, todo gracias a la NASA y Uber

NASA y Uber

Dentro de los estudios previos que planean realizar para explorar éste nuevo ámbito, se encuentra la simulación de transportes aéreos dentro de un horario de tráfico normal. De esta forma, determinarán la seguridad que pudiera garantizar en esos momentos el nuevo sistema. Los medios de transporte aéreo pudieran ser diseñados tanto para hacer encomiendas, como transportar personas desde los cielos.

Y es que el deseo primordial de la NASA es la de entrar a este mundo de la manera más segura posible. Incluyendo además el poder evitar llegar a niveles de ruido por encima de lo aceptable. Otra cosa a eludir también es la creación de alteraciones en el sistema de control del tráfico aéreo nacional actual.

Por ello, sus esfuerzos en la investigación también se están centrando: en el interior del manejo a bajas altitudes del Sistema de Aeronaves no Tripuladas (UAS), su integración en el Sistema Nacional del Espacio Aéreo, así como en el desarrollo de cualquier clase de aeronave, entre otras áreas de importancia para lograr este objetivo. Pues esperan que así, podrán obtener la data necesaria para entrar al mundo del tráfico aéreo urbano directamente.

(También te puede interesar: Viudos pueden morir del corazón por culpa del duelo)