Avances en estudios de la fotosíntesis podrían ser calve en biotecnologías futuras

Avances en estudios de la fotosíntesis podrían ser calve en biotecnologías futuras

Diversos estudios de la fotosíntesis llevados a cabo por Investigadores de la Universidad de Queensland y la Universidad de Münster; han purificado y visualizado el supercomplejo ‘Cyclic Electron Flow’ (CEF). Cabe destacar que es una parte fundamental de la maquinaria fotosintética en todas las plantas; en un descubrimiento que podría ayudar a guiar el desarrollo de las biotecnologías solares de la próxima generación.

Los hallazgos, realizados por el equipo internacional de científicos de las Universidades de Basilea, Okayama y Nueva Gales del Sur; se han publicado en las Actas de las Academias Nacionales de Ciencias; y proporcionan nuevos conocimientos sobre el proceso de la fotosíntesis a nivel molecular.

Ben Hankamer profesor y director del centro de Biotecnología solar de la Universidad de Queensland dice; «Para el año 2050, necesitaremos un 50% más de combustible, un 70% más de alimentos y un 50% más de agua limpia. Por otra parte  Las tecnologías basadas en microalgas fotosintéticas, tienen el potencial de desempeñar un papel importante para satisfacer estas necesidades».

Más de tres mil millones de años, las plantas, las algas y las bacterias azul verdosas han desarrollado nanomaquinaria; que les permite realizar la fotosíntesis, en la que la energía solar se captura y se almacena en forma de energía química.

Estos estudios de la fotosíntesis permitieron descubrir el funcionamiento del (CEF) 

Avances en estudios de la fotosíntesis podrían ser calve en biotecnologías futuras

El equipo utilizó métodos sofisticados para purificar y caracterizar el supercomplejo de CEF a partir de microalgas; y luego analizaron su estructura mediante microscopía electrónica.

Los investigadores fotografiaron cuidadosamente alrededor de medio millón de complejos de proteína extraídos de microalgas en busca del supercomplejo. Solo alrededor de un millar de ellos resultó ser el supercomplejo de CEF.

Los estudios de la fotosíntesis, revelaron cómo los complejos de recolección de luz, fotosistema I y citocromo b6f se ensamblan en el supercomplejo CEF; además de cómo su disposición les permite conectarse y desconectarse dinámicamente. Para realizar diferentes funciones que permiten que el organismo se adapte a diferentes condiciones de luz y requerimientos de energía.  

Esta nueva información ayudará a guiar el diseño de las tecnologías de captura solar de próxima generación basadas en microalgas. Además una amplia gama de biotecnologías e industrias impulsadas por energía solar para la producción de productos de alto valor; alimentos, combustible y agua potable. La extracción de CO2 de la atmósfera y su utilización y almacenamiento también son áreas interesantes; a medida que la comunidad internacional desarrolla soluciones para combatir el cambio climático.

El Centro se ha expandido para incluir 30 equipos internacionales en Europa, Asia, EE. UU., Australia y Nueva Zelanda; por otra parte se dedica al desarrollo de biotecnologías impulsadas por la luz solar de última generación basadas en algas verdes fotosintéticas.

También le puede interesar:

La luna también tiene un rol protagónico en la agricultura