Principales características de los proyectos llave en mano

cómo elegir un buen proyecto llave en mano

Hablar de obras de construcción, es hablar de retrasos en los tiempos de entrega, burocracia y un tanto más de situaciones que perjudican su libre ejecución, al menos en nuestro país. El hecho es que la entrega de las obras muchas veces se retrasa, perjudicando notablemente al consumidor final. 

Hoy en día, pocas industrias pueden darse el «lujo» de tener retrasos en la ejecución de sus proyectos, la actual sociedad es muy demandante, por lo que la competitividad en el mercado cada día es más severa, donde se implementan mecanismos más óptimos para mejorar la productividad. 

Un proyecto llave en mano es una solución pensada para el sector construcción, como método alternativo para una ejecución mucho más eficiente. Y es que, al concentrar todas las acciones en un solo eje, se disminuye notablemente los inconvenientes burocráticos y los retrasos por subcontratación, obteniendo mejores resultados y tiempos de entrega mucho más precisos. 

En artículos anteriores ya hablamos un poco sobre esto, sin embargo, ahora queremos mostrarles las principales características de los proyectos llave en mano y además, algunos consejillos para saber elegir uno acorde a tus necesidades. 

¿Cómo funcionan los proyectos llave en mano?

Recordemos que, en los proyectos llave en mano o EPC (como mundialmente se les conoce) la empresa contratista asume la responsabilidad total de lo requerido por el cliente. Cosa que involucra, el diseño, la planificación, la construcción e incluso las tramitaciones para la entrega del proyecto. De esta manera, se eliminan por completo las barreras burocráticas y las subcontrataciones que de una y otra forma, retrasas la ejecución de la obra. 

Este tipo de proyectos en los últimos años ha tomado creciente popularidad global, debido a las grandes ventajas que este ofrece.  Tal es así que, los EPC son usados en todo tipo de proyectos, desde minería, plantas de energía, instalaciones industriales e incluso, grandes obras civiles. 

El funcionamiento de este tipo de proyectos es mucho más fluido, donde cliente recibirá la obra ya completamente terminada, sin tener que encargarse ni de trámites administrativos ni otras formalidades, de hecho, en algunos casos, inclusive lo recibe con planes de mantenimiento a futuro. 

No obstante, debido a las características del mismo, en muchas ocasiones las empresas no pueden asumir tal responsabilidad, principalmente en los mega proyectos.

Características de los proyectos llave en mano

cómo funciona un proyecto llave en mano
La principal característica de los proyectos llave en mano es que tienen un solo y único contrato.

Los proyectos llave en mano se caracterizan por tener conjugado tanto el diseño la obra, como la ejecución de la misma en una sola empresa o contratista, por lo que en ellos recae completamente la ejecución total de la misma, respondiendo a todas las demandas del cliente.

Entre sus características principales, está el que todo el proyecto cuenta con un único contrato. En el estarán establecidas todas las generalidades del mismo, desde la tecnología implementada, las especificaciones técnicas, los derechos de propiedad industrial, así como otras especificaciones administrativas. En algunos casos bien, en el contrato también se incluye información personal, detalles de mantenimiento y asistencia técnica. 

La otra característica es que, el proyecto detallado tendrá lugar a modificaciones durante la ejecución de mismo. Es decir, la empresa contratista podrá introducir modificaciones en los planos, siempre y cuando se respeten los parámetros inicialmente pactados en el contrato. El hecho es que, tales modificaciones pueden ser realizadas sin necesidad de una previa aprobación del cliente. 

Consejos para elegir un buen proyecto llave en mano

características de los proyectos llave en mano
La contratista elegida debe cumplir con todos los requisitos del proyecto

En artículos anteriores, vimos que este tipo de contrataciones únicas ofrecen una gran cantidad de beneficios, tanto para el empresario, como para el cliente final. Desde tiempo de ejecución mucho más precisos, una mejor gestión y administración de recursos, así como un porcentaje de inversión un tanto menor. 

Lo cierto del caso es que, como todo en la vida, en función de las características de los proyectos llave en mano hay una serie de «desventajas» que pudieran resultar poco beneficiosas para algunas obras. Es por ello que, hemos recopilado una serie de consejos, para saber cuándo elegir este tipo de construcciones. 

  • El contrato debe está muy claro desde el principio: entre las características de este proyecto, vimos que el contratista podrá hacer modificaciones conforme se respeten las condiciones iniciales, por ello, es fundamental que el contrato esté muy bien acordado desde el inicio.  
  • Objetivos claros: siguiendo el orden de ideas, para tener un contrato preciso es necesario establecer correctamente los objetivos deseados para el negocio, tanto en diseño como en el tiempo de ejecución. 
  • Presupuesto: como en todo proyecto, es indispensable fijar el presupuesto antes de iniciar su ejecución. De esa manera, se podrán ejecutar actividades para hacer un mejor uso de el tiempo y los materiales, reduciendo el gasto y optimizando la ejecución de la obra. 
  • Análisis de riesgo: así como la idea anterior, realizar un buen análisis de riesgo es vital para cualquier proyecto. Sin embargo, en este tipo de contrato tiene una importancia mucho mayor, recordemos que, la responsabilidad total de la obra, recaerá en una persona o en su defecto, en una empresa. 
  • El tipo de tecnología a usar: si bien es cierto, hoy en día la tecnología está prácticamente estandarizada, es muy importante verificar cuál específicamente se utilizará en el proyecto. Desde el diseño, la planificación y la construcción en general.  
  • La empresa contratada debe estar totalmente capacitada: el último punto que debemos considerar es la capacidad y alcance de la empresa. No cualquier empresa puede asumir esta responsabilidad y son mucho menos las que aceptan los mega proyectos. Es así que, es necesario asegurarnos de la empresa esté dotada con personal cualificado, tecnología, herramientas y capacidad de gestión. 

Es evidente que, de acuerdo a las características de los proyectos llave en mano se adecuan muy bien para la mayoría de las obras de gran escala, con altos requisitos de efectividad y tiempos de entrega muy precisos. 

También te puede interesar: Razones para implementar un sistema de aislamiento térmico en nuestros hogares

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"