La Clonación Genética, avances en la medicina

La Clonación Genética, avances en la medicina
La Clonación Genética, avances en la medicina


La clonación genética es una tecnología utilizada ampliamente por la ingeniería genética, la genómica, proteómica y biología molecular, con fines diversos como el aislamiento, amplificación, hibridación y secuenciación de ácidos nucleicos.

Por otro lado, mediante la clonación logramos obtener células o individuos con un genoma idéntico. La clonación es un proceso importante en la investigación de enfermedades, para el progreso de la medicina preventiva y terapéutica.

Ciertamente, ya en la naturaleza hallamos procesos de clonación. Acontece, por ejemplo, en las bacterias, pues estas se dividen de manera axesual, generando dos células exactamente iguales y con una carga genética idéntica. Otro ejemplo, es el de gemelos idénticos que provienen de un mismo óvulo fecundado; y que da lugar a dos individuos exactamente iguales, y casi idénticos en el ADN.

Desde los años 70 se han ejecutado distintos experimentos de clonación artificial. Así, en 1979, se consiguieron clonar los primeros ratones genéticamente idénticos a partir de un embrión que luego implantarían en la madre (como sucede en gemelos); y tras ello, se intentó de la misma forma en otros animales como vacas, ovejas o pollos.

No obstante, no fue hasta 1996, con el nacimiento de la famosa oveja Dolly. Cuando un equipo de investigadores escoceses consiguió clonar a un animal a partir de una célula madura normal de otra oveja adulta. Este tipo de clonación trajo consigo grandes avances en la ciencia, como la creación de otros clones de animales; pero además abrió la puerta a un gran debate moral y rechazo.

Así mismo, la clonación genética es una práctica cuya importancia no es del todo conocida por la sociedad. Poco se habla de ella, siendo a veces idealizada o inclusive rechazada; principalmente cuando se habla de ética respecto a los resultados que ha obtenido.

La clonación en beneficio de la salud

La clonación de genes es utilizada para obtener en gran cantidad un gen específico que puede ser utilizado para producir una nueva vacuna; un nuevo medicamento o inclusive optimizar la calidad de los alimentos que consumimos a diario. Mediante la clonación se pueden tomar genes de bacterias, virus, animales, plantas y humanos para combinarlos, gracias a las tecnologías de ingeniería genética.

Por otra parte, y como ejemplo relevante podemos mencionar el caso de la insulina, una hormona requerida para metabolizar la glucosa que presenta déficit en personas con Diabetes mellitus. Hasta la década de los 80 la insulina era extraída del páncreas porcino y bovino; con el paso del tiempo se descubrió que en algunas personas el uso de este tipo de insulina desencadenaba una respuesta inmune no deseable.

Para evitar dicha respuesta fue que se consiguió producir insulina humana a partir de una bacteria. Se extrajo el gen que codifica a esta hormona de una célula humana y se insertó en la bacteria Escherichia coli; de este modo se generó insulina humana que es tolerada rápidamente por las personas diabéticas debido a que su secuencia genética es la misma.

Actualmente, se han logrado progresos extraordinarios en beneficio del área médica al utilizar la clonación de genes; los científicos esperan encontrar a través de la clonación genética la cura para enfermedades que no han podido remediarse.

(También puedes leer: Los perros pueden portar un virus peligroso para las personas)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.