El cerebro es quien determina la edad

El cerebro es quien determina la edad
El cerebro

El cerebro es quien determina la edad

Son muchos los estudios que se llevan a cabo en pro de detener el envejecimiento; o al menos identificar que lo provoca para frenarlo. Pero se obtienen resultados muy contradictorios en torno a este tema.

En Estado Unidos un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Sant-Louis asegura una respuesta definitiva. El líder de la investigación Imai ha expresado:

«Hemos identificado el mecanismo por el cual una proteína específica llamada SIRT1 consigue provocar en el celebro un retraso significativo en el envejecimiento y el aumento de la longevidad». «Se han asociado con una dieta baja en calorías».

Y esta aseveración al parecer no es nueva, un filósofo y científico japonés llamado Ekiken Kaibara expreso en 1713 la importancia de un control en la dieta para conseguir una buena salud y más longevidad. De hecho el vivió hasta los 84 años mas de lo que se solía vivir en el siglo XVIII.

El cerebro es quien determina la edad

El equipo de Imai puso su estudio a prueba en ratones, en los cuales se destaca como SIRT1 genera actividad neuronal en zonas específicas del hipotálamo. Esto a su vez desencadena cambios físicos en los músculos, los cuales adquieren más fuerza y longevidad.

El cerebro es quien determina la edad
Ratones de laboratorio

SIRT 1 es una proteína estrechamente ligada a los genes y cada persona lo expresa en mayor o menor medida; esto depende del ambiente que le rodea es decir la dieta que lleva por ejemplo. Evidencia con respecto a esto esta la situación del país de Cuba donde la ingesta de alimentos de las personas se redujo por las carencias económicas. Por ende las calorías consumidas y los niveles de algunas enfermedades cardiovasculares también descendieron. Esto es igual a más longevidad.

Los ratones expuestos al estudios, algunos se modificaron genéticamente para sobreproducir la proteína SIRT1 en los tejidos del cuerpo, otros para producirlas solo en el cerebro. y los resultados fueron determinantes. Los animales que sobre producen SIRT1 vivieron mas al igual que los ratones con regímenes de alimentación bajas en calorías.

En vista de los resultados obtenidos los científicos se plantean que pronto al estimular o manipular las áreas cerebrales del hipotálamo para producir SIRT1 se logre alargar la vida.

 (Puedes leer también: El corazón no aprovecha los beneficios de los multivitamínicos)