Estas pruebas confirman que el hombre llegó a la luna

Créditos: NASA.

Uno de los temas más controversiales y que a algunas personas les gusta desmentir por el puro placer de entrar en una teoría conspirativa, es el hecho de que el hombre llegó a la luna. Después de que se llevara a cabo la misión Apollo 11 y el mundo lo supiera, surgieron muchos que pusieron en tela de juicio este acontecimiento de peso mundial incalculable.

La malicia se nota cuando la mayoría se apoya en la idea de que simplemente Estados Unidos no quería ser humillado por Rusia; país que, en ese tiempo, estaba liderando las excursiones en el espacio.

Primero al lanzar el primer satélite artificial (Sputnik 1), luego con el primer cosmonauta (Yuri Gagarin) y por último, al realizar el primer paseo espacial hecho por Alexei Leonov.

El público se ceba con la idea de que el alunizaje en realidad nunca pasó, y que todo fue fingido en un estudio fotográfico de Estados Unidos. Ahora… ¿será esto verdad? Las pruebas, y las explicaciones científicas que avalan lo que sucede en cada imagen, responden contundentemente que no.

Puedes leer: ¿Por qué te pican los mosquitos?

¿Por qué cualquier teoría que niega que el hombre llegó a la luna es absurda?

Varias fotografías sacadas en la misión Apollo 11 hoy son cuestionadas hasta el cansancio por cualquier característica que a los conspiranoicos les resulta “sospechosa”. Sin embargo, estas mismas razones que intentan negar que el hombre llegó a la luna, han sido refutadas por razonamientos científicos demostrables.

La favorita de los escépticos: la bandera de USA “ondea” en un sitio donde no existe viento

Fotos que muestran orgullosamente al hombre americano pisando suelo lunar también son atacadas por un simple detalle: el estado de la bandera de Estados Unidos que parece que “ondea” en un lugar en el que no hay atmósfera. Y que obviamente sólo pudo fotografiarse con esa apariencia en la tierra.

el hombre llego a la luna
Créditos: NASA

A decir verdad, está claro que lo que sucede con la bandera no es que “ondee”, sino simplemente que yace parcialmente extendida a falta de una varilla más extensa, y que además, estaba bastante arrugada después de un viaje largo desde la tierra hasta el espacio.

Si ondeara, entonces en las diferentes fotografías que se sacaron de la misma toma, separadas por segundos, se vería el cambio en el movimiento de la bandera, cosa que no es así.

el hombre llegó a la luna
Esta foto ocurre cinco segundos después del saludo a la bandera en la anterior, y se nota que se mantiene en la misma posición. No ondea. Créditos: NASA.

Los movimientos bruscos que se tuvieron que emplear para mantener fija la estaca de la bandera en la tierra, también ayudaron a que la tela tuviera esta apariencia “en la que ondea”.

Siendo que para poder asegurarla dentro de una tierra demasiado rígida y rocosa, se tuvo que rotar repetidas veces el palo base para que, con dificultad, pudiera quedarse fijo.

Puedes leer: ¿Por qué cada 30 de junio celebramos el Día del Asteroide?

Los reflectores que dejaron en la luna se siguen utilizando

Es imposible que podamos calcular con tanta precisión la distancia que separa a la tierra de la luna, sin tener un guía de referencia en la misma luna. Y esto fue lo que dejaron los astronautas en su paso.

el hombre llegó a la luna
Créditos: NASA.

Tanto la misión Apollo 11 como Apollo 14 tenían dentro de sus tareas el dejar atrás varios prismas con la apariencia de espejos. Así, mediante lásers desde los observatorios del planeta tierra, se puede determinar la distancia que tenemos de la luna; misma que cada año avanza 3,8cm exactos.

Resulta absurdo pensar que los científicos y astrofísicos de todo el mundo (porque desde muchos observatorios del planeta se usan estos prismas) están mintiendo para satisfacer el ego de una sola nación. Ni que decir de aquellos expertos que son de otros continentes que nada tienen que ver con América.

Las rocas lunares que trajo el Apollo 11

En el planeta tierra es imposible que los elementos sometidos a condiciones volcánicas y que se convierten en vidrio, perduren mucho tiempo para contarlo; generalmente estos restos suelen degenerar más rápido que inmediatamente. En el espacio, por otro lado, este fenómeno es posible.

Cuando un asteroide choca a gran velocidad contra la luna y deja atrás sus restos, estos, de tan calientes que se encuentran, terminan descansando sobre la superficie de la luna en forma de esférulas de vidrio.

el hombre llegó a la luna
Roca lunar traída de la misión Apollo 15. Créditos: Museo Nacional de Historia Natural en Washintong.

Dichas esférulas son las mismas que se encontraron en todas las muestras de rocas que trajeron de la misión Apollo 11; lo que comprueba una vez más que el hombre llegó a la luna. Dichos estudios no los realizó un solo laboratorio americano, sino varios institutos repartidos por el mundo.

Y es que al llegar del espacio, la NASA decidió otorgar muestras lunares de buena voluntad a otros organismos extranjeros (135 países) para así extender el estudio del espacio en todos los continentes.

Tema de interés: ¿Qué es eso que llama el Efecto Woozle?

Si el hombre llegó a la luna, ¿por qué en las fotos no se ven las estrellas?

Esta es otra incertidumbre que hace que los incautos cuestionen la veracidad del hecho de que el hombre llegó a la luna. Pues, en todas las fotografías en vez de un cielo oscuro plagado de estrellas, se nota nada más la negrura del espacio. ¿A dónde fueron a parar las estrellas si es verdad que estaban fuera del planeta?

Créditos: NASA.

Recordemos que la luna es un satélite que refleja en toda su superficie la luz del sol. Ergo, resplandece más que cualquier pequeña estrella titilante en el cielo oscuro. La intensidad de la luz en las fotografías hace que en contraste, el cielo parezca mucho más negro y se pierdan detalles nimios como lo serían las estrellas.

Generalmente, las cámaras fotográficas priorizan el contraste antes que cualquier otra cosa. Las de ese tiempo, que además, no tenían Inteligencia Artificial para detallar estos pormenores, con poca razón iban a ser capaz de hacer destacar las estrellas cuando la luna brillaba como protagonista.

El hombre llegó a la luna: 400.000 científicos y 110.000 millones de dólares invertidos lo respaldan

Llevar a cabo la misión Apollo 11 no fue moco de pavo. Se tuvo que invertir recursos humanos y económicos enormes. El equipo de científicos que ayudaron a hacer realidad este hecho, estuvo conformado por al menos 400.000 integrantes, provenientes de todo el mundo.

De la misma forma, la Agencia Espacial Internacional tuvo que invertir hasta 110.000 millones de dólares para costear un viaje tan especial como el que hicieron los astronautas hasta la luna, y eso tampoco es un dato que se pudiera ocultar o falsear tan a la ligera.

A estas alturas en que el hombre ha conseguido innumerables hazañas, resulta absurdo pensar que no pudiera tener el ingenio de llegar hasta la luna cuando lo hizo. Las pruebas también respaldan con solidez lo que fue un hecho histórico innegable.

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.