Todo lo que debe saber de la gran conjunción de Júpiter y Saturno

conjunción de Júpiter y Saturno
Saturno, arriba y Júpiter, abajo, se ven después del atardecer desde el Parque Nacional Shenandoah, el domingo 13 de diciembre de 2020, en Luray, Virginia. Los dos planetas se están acercando en el cielo a medida que se dirigen hacia una "gran conjunción" el 21 de diciembre, donde los dos planetas gigantes aparecerán separados por una décima de grado. Créditos: NASA / Bill Ingalls

No cabe duda que este año ha estado marcado por muchos eventos históricos para el recuerdo de la humanidad. Probablemente, la pandemia por COVID-19 fue la desafortunada principal protagonista, con millones de contagiados y fallecidos a nivel mundial. No obstante, hubo mucho otros eventos de gran importancia y para nada lamentable. En este caso nos referimos fenómeno astronómico que ocurre cada 800 años, la conjunción de Júpiter y Saturno

Hace más de 400 años, en el año 1610 para ser precisos, el gran astrónomo de origen italiano Galileo Galilei con su telescopio hizo uno de los hallazgos más fantásticos de la época, las cuatro lunas de Júpiter, y las bautizó; Io, Europa, Ganímedes y Calisto. Ese mismo año, El gran Galileo sorprendió nuevamente a la humanidad con otro gran descubrimiento, está vez se trataba de un óvalo que envolvía a Saturno que; posteriormente se conocieron como los anillos de Saturno. Esos eventos, sin duda alguna cambiaron la perspectiva de la humanidad sobre el sistema solar

Luego de trece años, la humanidad fue testigo de un acontecimiento realmente maravilloso que, si bien es cierto, ya había indicios registrados sobre esto, no fue hasta este momento que se entendió con claridad. En 1623, los dos planetas más grandes del sistema solar, realizaron un viaje en conjunto por el cielo. Júpiter y Saturno «danzaron» hasta encontrarse, y este evento astronómico se denominó como «la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno

La gran conjunción de Júpiter y Saturno coincide con la estrella de la Navidad

gran conjunción planetaria
Fuente: virtualtelescope.eu

Hay un pasaje de la biblia muy conocido por todos, sonada principalmente en épocas navideñas; se trata de la gran estrella Belén que, sirvió de guía hace más de 2000 años para que los tres Reyes Magos pudieran hallar la ruta hacia el lugar donde había nacido Jesús de Nazaret. No obstante, no hay ninguna evidencia científica de que en esa fecha haya ocurrido algún evento astronómico de importancia que certifique tal afirmación bíblica. 

Este 21 de diciembre del 2020, Júpiter y Saturno luego de 800 años, nuevamente nos deleitaron con su danza celestial, cruzándose entré sí en el cielo nocturno, provocando un brillo en «unísono» iluminando y cautivando a millones y millones de espectadores. 

Esto evento, se produjo justo en el solsticio de invierno, en víspera de la Navidad, lo que llegó aumentar la especulación sobre la relación de este evento astronómico, con el pasaje de la Biblia que acabamos de comentar. Si bien es cierto, no es primera vez que alguien realiza está relación, también fue propuesta por el astrónomo y matemático alemán Johannes Kepler a principios del siglo XVII. Para esa época, el científico argumentó sobre la relación de la conjunción planetaria y la estrella de Mateo. 

No obstante, no hay evidencia científica aún que avale tales afirmaciones. El hecho es que, la conjugación planetaria no son eventos del día a día, pero tampoco son muy extrañas. Sin embargo, la de este año tenía especial sazón para los espectadores; en primera instancia, el grado de alineación de los dos planetas fue tal, que con el dedo meñique pudimos cubrir totalmente ambos planetas en el cielo. Adicionalmente, los científicos predicen que en 800 años estarán mucho más cercas y más brillantes. En segunda instancia, como ya habíamos comentado se trató en una fecha importante para el mundo católico.  

¿Qué debemos saber de la conjunción entre Júpiter y Saturno?

conjunción planetaria
Credits: NASA/JPL-Caltech

Antes que nada, debemos saber que, una conjunción planetaria se presenta cuando dos planetas pueden ser observados desde una misma longitud celeste. Es decir, estos se pueden observar alineados, inclusos formando un único objeto celeste. 

En este caso, la conjunción de Júpiter y Saturno de este año comenzó a verse desde principios de verano. Todo comenzó en el horizonte este, y poco a poco han ido «danzando» en el cielo, hasta el oeste. Es bueno resaltar que, este acercamiento se ha producido en repetidas ocasiones en los últimos años, no obstante, desde hace 4 siglos no había existido tal acercamiento como el que se presenció esta Navidad. 

Lo más fantástico de todo es que, este año tuvimos la dicha de presenciarlo en el cielo nocturno, cosa que no se dejaba ver desde hace 800 años. Este evento, deslumbró a más de uno, independientemente si eres fanático de la astronomía o un simple curioso de la ciencia. 

Lo cierto del caso es que, por más «cerca» que podamos ver está conjunción planetaria desde la perspectiva terrestre, la verdad es que estos planetas permanecen separados por cientos de millones de millas en el espacio. 

Sin duda, este 2020 ha sido uno de los años más oscuros para la humanidad en los últimos siglos. Afortunadamente, el cosmos nos premió con la gran conjunción de Júpiter y Saturno

También te puede interesar: ¿Qué es y para qué sirve un perfil topográfico?

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"