Todo lo que debemos saber sobre los coches eléctricos

tipos de coches electricos

La sociedad humana está obligada ahora más que nunca en establecer alternativas para disminuir el impacto ambiental que producen nuestras actividades cotidianas. No es un secreto que, el sector transporte es uno de los principales contaminantes del planeta, siendo quizás el que más genera dióxido de carbono (CO2), superado solo por la industria ganadera. Los vehículos eléctricos y los biocombustibles han sido una de las tantas alternativas que han nacido para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero; sin embargo, estos aún no han calado lo suficientemente fuerte dentro de la sociedad para poder suplantar a sus «hermanos de combustibles fósiles».  En esta oportunidad, queremos analizar un poco la situación de estas alternativas, conoceremos la historia de los coches eléctricos, los distintos tipos que existen en el mercado y cómo los coches eléctricos de segunda mano o nuevos se perfilan para competir con los coches de gasolina.

El principal inconveniente que han tenido las diversas alternativas que han surgido para reemplazar el actual modelo de transporte es que, los costes de producción y mantenimiento suelen ser mucho más elevados que sus similares convencionales. Eso obviamente ha sido el punto de quiebre para evitar la expansión de uno modelos de vehículos mucho más amigables con el ambiente.

No obstante, gracias a nuevas investigaciones se ha logrado disminuir notablemente los costes de producción, principalmente de las baterías y de la arquitectura como tal del coche. Una eventual equiparación de precios entre los coches eléctricos y los vehículos, podría suponer un cambio total en el paradigma actual, cosa que sería una gran noticia para la sociedad. 

¿Qué son y cómo funcionan los coches eléctricos?

coches electricos
Vehículos más eficientes, tanto la producción como el transporte de la energía, es mucho más barata y menos contaminante.

En artículos anteriores, explicamos que; un coche eléctrico o vehículo eléctrico (EV) son todos aquellos que son impulsados con el poder energético de la electricidad, la cual generalmente está almacenada en baterías recargables. Estos motores, tienen la capacidad de convertir la electricidad en energía mecánica, la cual es la responsable del movimiento del coche. Sin embargo, la electricidad también es responsable de todas las demás funciones y mecanismos del mismo.

Obviamente, los coches eléctricos son muy conocidos por ser prácticamente limpios y amigables con el ambiente, pues al no tener un sistema de combustión, estos no emiten ningún tipo de gas de efecto invernadero. Además de ello estos son más eficientes y tanto la producción como el transporte de la energía, es mucho más barata y menos contaminante.

Historia de los coches eléctricos

historia de los coches eléctricos
Historia de los coches eléctricos / Coche Eléctrico 1913 / Vía Wikipedia

Aunque parezca descabellado, la historia y desarrollo de los coches eléctricos comenzó hace más de 100 años, entre 1832 y 1839, a manos del escocés y empresario Robert Anderson. Sin embargo,  Sibrandus Stratingh y su compañero Cristopher Becker fueron los primeros en empezar a comercializar estos vehículos a pequeña escala en años posteriores. Seguidamente, los inventores de origen francés Gastón Planté y Camille Faurre, realizaron grandes avances en la pila eléctrica, responsable de la potencia de estos vehículos, mejorando con creces su rendimiento y capacidad.

No obstante, los coches de combustión interna comenzaron a abrirse paso a principios del siglo 19. Los cuales eran mucho más baratos de producir y de mantener, por lo que poco a poco empezaron a ser los reyes del asfalto. Es importante mencionar que, antes de que esto ocurriera, los coches eléctricos antiguos marcaron varios hitos, principalmente en velocidad, potencia y  rendimiento, alcanzando a superar la barrera de los 100 km/h.

Luego de décadas de supremacía, en 1973 se produjo una gran crisis mundial del petróleo, por lo que nuevamente se sacó a la luz los modelos de coches eléctricos, pero con poco interés por parte de las grandes ensambladoras, por lo que hubo muy poca producción y baja demanda. Aunque sí quedó claro para muchas naciones que, no podían depender toda la vida del petróleo, debido a que, además de ser un recurso no renovable, sus precios son muy inestables, y sin mencionar lo contaminantes que pueden llegar a ser.

Todo esto ha hecho que en los últimos años, muchos gobiernos a nivel mundial se sumen a la iniciativa de implementar un sistema de transporte que desprenda la dependencia del combustible fósiles y se usen alternativas más sostenibles como lo es la energía eléctrica. Por lo que, han nacido una serie de incentivos para los usuarios de vehículos eléctricos y para los híbridos, para masificar su uso y eliminar casi por completo la dependencia del sector transporte con los crudos.

Por otro lado, los grandes fabricantes no han parado de investigar nuevas tecnologías más eficientes, menos contaminantes y que sean asequibles para la mayoría de la población. Es por ello que, han surgido varios tipos de coches eléctricos, buscando crear alternativas que por fin suplanten el tan contaminante modelo de combustión. A continuación, conoceremos los diferentes tipos de coches eléctricos que existen en la actualidad.

Tipos de coches eléctricos

Actualmente, existen 4 tipos de tipos de coches eléctricos, ellos varían en la forma que aprovechan la energía eléctrica para producir energía mecánica, también en la manera de recarga y en otros elementos que seguidamente conoceremos:

  • Coches híbridos: seguramente en más de una oportunidad hemos visto algún comercial de una marca de coches famosa ofreciendo su nuevo «modelo híbrido», pues sí, es la apuesta más popular hasta el momento de los coches eléctricos. Se trata de un modelo que permite cambiar entre por propulsión eléctrica o por combustible, esto es posible porque tiene dos motores. Es importante mencionar que, posee un sistema denominado «frenada regenerativa» la cual recarga la batería del auto, sin necesidad de una fuente externa.
  • Enchufable híbrido: se trata de un modelo un tanto más eficiente, porque permite al conductor utilizar ambos motores al mismo tiempo, con una batería mucho más autónoma que la anterior. Por otro lado, tal y como su nombre lo indica, permite recargar el producto a través de un tomacorriente convencional. 
  • Eléctrico puro: es efectivamente el coche eléctrico por excelencia, ya que, no requiere de ningún combustible para funcionar. Su mecanismo depende totalmente de la energía eléctrica transformada en mecánica. Este tipo de coches, tienen una autonomía y rendimiento mucho más elevado que sus antepasados, algunos modelos pueden superar los 500 km de recorrido.
  • Coches de extensión: este tipo de vehículos al igual que híbrido, poseen dos motores, donde el motor eléctrico es el responsable del movimiento y desplazamiento del vehículo, por su parte el de combustión funciona como alimentador del motor eléctrico. Sin embargo, este modelo también se puede conectar a una red eléctrica a través de un tomacorriente.

La actualidad de los coches eléctricos

Ha pasado mucho desde que el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton anunciara un proyecto para una revolución de la industria automovilística para diseñar un coche más sostenible. El en ese entonces presidente dijo «trataremos de poner en marcha el programa tecnológico más ambicioso que jamás haya tenido nuestra nación”. Queda por ver si se logra “crear el vehículo ecológico de eficiencia perfecta para el siglo XXI». Sin embargo, los costos de producción siempre han sido el principal enemigo de estos coches. 

Por su parte, en la Unión Europea en el Papel Blanco sobre Transporte para 2050, se estableció que «no habrá coches de combustión en el centro de las grandes ciudades, adicionalmente, como objetivo intermedio establecieron que para el año 2030 al menos el 50% de los vehículos, deberán ser eléctricos»

De forma individual, muchos gobiernos han establecido una serie de lineamientos para promocionar el uso masivo de coches eléctricos, desde subvenciones, rebajas fiscales, extensiones de impuestos, posibilidad para estacionarse en el centro de la ciudad, así como muchas otras ventajas, con el fin de «premiar» a los usuarios de coches eléctricos. 

Por otro lado, recientemente la consultora Bloomberg New Energy Finance (BNEF), ha hecho un estudio donde predice que en pocos años la producción de coches eléctricos será mucho más barata que los de combustión o similares. De hecho establece que, para el 2026 los coches para uso particular, serán los primeros en bajar sus precios. 

Todo esto es respaldado también, por las recientes investigaciones realizadas en la Universidad de Harvard, donde el  Xin Li profesor de Ciencia de Materiales del Colegio de Ingeniería y Ciencia Aplicada considera que, las baterías de estado sólido están llamadas a responder todos los problemas de los coches eléctricos. Este tipo de baterías, tienen un tiempo aproximado de duración de 10 a 15 años, lo que supone un gran avance en este sentido.

De cualquier forma, en un futuro inmediato se espera que estos vehículos dominen el asfalto, y el tiempo de la polución y la contaminación por CO2 quede solo en la memoria y en los libros. Esperemos que, la historia de los coches eléctricos por fin tome el protagonismo que tanto se merece dentro de nuestra sociedad.

También podrías leer: La gran importancia del mantenimiento industrial

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"