Todo sobre la historia y evolución de las cerraduras

evolución de las cerraduras
Imagen vía Freepik.es

Las cerraduras representa al mecanismo principal de bloqueo de una puerta o ventana, bien sea de forma externa o interna. Desde el principio de los tiempos, ha sido uno de los sistemas de seguridad más importantes que se ha inventado. Aunque no se tiene totalmente claro si fue originado en el antiguo Egipto o si bien, en China, el hecho es que, por más «moderno» que lo hagan parecer, se trata de un invento con más de 4000 años de antigüedad.

Sin importar donde fue inventada, la evolución de las cerraduras ha sido notoria. De hecho, se tiene evidencia de que las primeras cerraduras se fabricaron con un mecanismo de madera que abría girándose hacia un lado, al insertar una llave también de madera. Mecanismo que incluso hoy en día, se mantiene prácticamente intacto.

No obstante, mucho ha cambiado desde ese primer cerrojo a las que hoy podemos poseer en nuestros hogares, desde cerraduras antirrobo, hasta mecanismos de seguridad inteligentes y vanguardistas. En este artículo, queremos contarte un poco sobre la evolución de las cerraduras a través del tiempo, así como también, te explicaremos otras generalidades de este artilugio tan importante para la seguridad.

¿Qué son y para qué sirven las cerraduras?

mecanismo cerradura
Imagen vía Freepik.es

Las cerraduras son dispositivos de seguridad los cuales poseen un mecanismo fabricado en distintos materiales, siendo el metal el más predominante. Dichos dispositivos, se incrustan en puertas, ventanas, armarios, cofres y muchos otros elementos que necesiten un sistema de protección, el cual solo pueda ser abierto usando una llave especialmente diseñada.

El mecanismo de seguridad se diseña perfectamente, para que una llave hecha totalmente a medida, pueda accionar los distintos componentes internos de la cerradura, cosa que le permita al usuario acceder al contenido o espacio resguardado.

Hablábamos que, las primeras llaves  fueron fabricadas con madera, para posteriormente ser cambiadas por hierro o bronce. Hoy en día, existen una gran cantidad de materiales, continuando el metal como predominante, pero también existen algunas que se activan con elementos magnéticos o electrónicos, por ejemplo: una tarjeta de plástico PVC y sistemas un poco más avanzados, como los biométricos.

Hoy en día, gran parte de las cerraduras están diseñadas con cilindros mecánicos, compuestas con un sistema para recibir llaves con dientes, puntos o muescas. No obstante, en los últimos años se ha visto un notable crecimiento en mecanismos de seguridad mucho más avanzados, como por ejemplo, las cerraduras con cilindros electrónicos, los cuales son mucho más difíciles de vulnerar por delincuentes.

Es por ello que, en Aguirre cerrajero de Valladolid están ofreciendo todo tipo de soluciones alternativas, con el fin de mejorar la seguridad de los hogares de sus clientes.

¿Cómo funciona el mecanismo de las cerraduras?

cerraduras
Imagen vía Freepik.es

Como hemos visto muchas veces, el mecanismo de las cerraduras se encuentran prácticamente hermético en una caja de hierro, la cual se le conoce como palastro. Esta caja posee un fondo generalmente rectangular, donde está ubicado un cilindro giratorio, perfectamente diseñado para girar dentro del palastro al introducir una llave.

El mencionado cilindro posee una serie de perforaciones, donde se introduce una clavija dividida en dos partes: el perno y contraperno. Estos últimos, se empujan hacia abajo mediante un muelle de acero ubicado el la parte superior del cilindro. En términos más simples, la clavija es el mecanismo que no permite que la cerradura sea abierta sin la llave adecuada, por acción del perno o contraperno que se interponen en la línea del cerrojo. El grado de seguridad de la cerradura, dependerá en gran parte de la calidad y el tamaño de la clavija.

Otro elemento interesante del mecanismo de las cerraduras, es el sistema que permite girar la llave correcta. El cual al introducir una llave con las muescas que encajen de forma perfecta en el muelle, hace que los pernos y contraernos sean empujados hacía arriba, permitiendo así, abrir la cerradura. En caso contrario, el perno o el contraperno no subirán y por ende, que desbloquee la cerradura.

Si bien es cierto, existen una gran cantidad de mecanismos diferentes, básicamente el funcionamiento de una cerradura es el mismo. Salvo algunas variaciones en las más actuales, que integran mecanismos electrónicos o biométricos, que requieren de un elemento único activador que permita la apertura del bloqueo.

Más información en: aguirrecerrajeros.com/instalacion-venta-reparacion-bombines-seguridad.html

Evolución de las cerraduras a través del tiempo

Para entender mejor la evolución de las cerraduras, es necesario adentrarse a principios del tiempo, cuando se fabricó la primera cerradura, esa de la la cual no se precisa dónde se desarrolló. 

Se trataba de un mecanismo que constaba de un pasador hueco, el cual contaba con tres orificios. Adicionalmente, contaba con una cerradura compuesta por unos pernos metálicos y una llave de madera con unos dientes perfectamente dispuestos.

El funcionamiento era bastante simple, pero totalmente funcional. Al igual que hoy en día, los pernos era los responsables de mantener bloqueada la cerradura y, gracias a la llave, se podía levantar los pernos y desbloquearla.

Posteriormente, los romanos se encargaron de mejorar un poco la seguridad y la eficacia de las cerraduras. Para ello, comenzaron a implementar pasadores y clavijas más pequeñas, fabricadas en bronce, las cuales recibían la presión de un resorte. La versión griega por su parte, era simple y efectiva, pero las llaves eran de tamaño XL.

Es importante mencionar que, los romanos fueron los responsables en fabricar cerraduras íntegramente construidas en metal. Desde los pernos, guardas, abrazaderas, hasta el cuerpo completo de la misma, incluyendo las llaves. Sin embargo, todo eso motivó que se fabricaran una pieza adicional, el muelle (también de metal).

El muelle lo que hacía era inmovilizar el movimiento del pestillo y este no lo liberaba hasta que se introducía la llave. Este tipo de cerraduras y llaves se encontraron en las ruinas de Pompeya, inclusive se encontró un tipo de llame más pequeña, lo que se cree que pudo ser una llave maestra para todas las cerraduras. 

Segunda era de las cerraduras

En la Alta Edad Media, los sistemas de seguridad tenían que mejorar de forma obligatoria. Recordemos que, se empezaron a fabricar las armas de fuego, por lo que, para los ladrones o maleantes era muy fácil romper las cerraduras con facilidad. 

Se cree que los monasterios fueron los primeros lugares donde se emplearon cerraduras empotradas en las puertas. Además, el mecanismo de apertura era un tanto más complejo, ya que, las llaves estaban talladas con unas ranuras y extensiones en el extremo, que le permitían encajar en hendiduras fabricadas a medidas para accionar el mecanismo.  

Llegados a ese punto, la evolución de las cerraduras no paró. A mediados del siglo XVIII, en Inglaterra se empezaron a mejorar los sistemas de seguridad debido a la creciente ola de hurtos y robos. Es por ello que, Linus Yale y su hijo, desarrollaron un sistema mucho más eficiente, usado incluso en la actualidad. Se trata del modelo de tambor de pines y la cerradura por combinación. 

Después de esos avances, lo siguiente fue la actualización y mejora de distintos mecanismos, tales como el cerrojo de pestillo, se agregaron palancas y las clavijas. Adicionalmente, se fabricaron los cerrojos sin llaves. 

Pero no podemos hablar de la evolución de las cerraduras, si no hablamos de la llave. Estas también fueron mejorando notablemente con el tiempo, cambiando no solo de material, sino de forma, tamaño y precisión. Cosa que permitía incrementar la complejidad de los mecanismos de funcionamiento. 

Las cerraduras de hoy distan mucho de lo que fueron en un inicio, especialmente las electromecánicas y las electrónicas. Las cuales poseen sistemas de apertura totalmente distintos: una tarjeta de plástico, contraseñas e incluso señales electrónicas enviadas a través de un dispositivo móvil. El hecho es que, a pesar de todos estos cambios, se sigue manteniendo la idea inicial que nos dejaron nuestros ancestros hace más de 4000 mil años. 

Una cosa que no mencionamos en la evolución de las cerraduras es que, los principales responsables de tal avance fueron los cerrajeros, que desde siempre se han preocupado por mejorar los sistemas de seguridad. Cosa que aún se mantiene, y así lo demuestran los Cerrajeros Aguirre Valladolid 24H ® Cerrajería de Confianza.

También podría interesarte: Conozcamos las ventajas los interruptores magnetotérmicos