Inteligencia Artificial y Singularidad

Inteligencia artificial y singularidad

Tan impresionantes son los evidentes peligros a los que nos enfrentamos como la Inteligencia Artificial y Singularidad.

En este sentido, tenemos poca atención o preocupación hacia estos planes conspiranóicos que parecen concertar entre la mayor parte de la población.

Quizás no preocuparse sea una buena estrategia para llevar una vida tranquila, pero sin duda no es recomendable a la hora de pensar políticas para el futuro más cercano. 

La inteligencia artificial y singularidad no están tan lejos.

Y sí, quizás haya que preocuparse un poco, aunque sólo sea para diseñar cómo vamos a establecer la relación con los robots inteligentes, que ya nos acompañan en muchos momentos de nuestro día a día.

El concepto de singularidad, aplicado en el ámbito de la tecnología, hace referencia a ese posible momento futuro en el que las máquinas alcancen una inteligencia igual o superior a la del ser humano, y sean autónomas en tareas como el aprendizaje o el mejoramiento.

Es decir, máquinas (ordenadores, robots, programas informáticos…) capaces de aprender por sí solas y de mejorarse a sí mismas. Además, podrían igualar al cerebro humano si adquirieran habilidades emotivas y racionales.

Por el momento el ser humano ya ha creado máquinas que dominan la inteligencia perceptual (reconocimiento de imágenes, de sonido, transcripciones del habla, clasificación de imágenes…)

Cabe destacar que,pueden crear algoritmos para generar sonidos e imágenes manejando redes adversarias generativas.

Por consiguiente, permiten generar nueva información a partir de la que ya se tiene.

Expertos coinciden en que se habrá conseguido que las inteligencias artificiales construyan desde cero el conocimiento, planificando jerárquicamente la información y entendiéndola.

Es importante recordar que no estamos hablando de una sociedad en la que los coches vuelen y la gente viaje a Marte de vacaciones, sino de un futuro cercano en el tiempo ¿qué son cuarenta años en la escala humana?

Posibles escenarios en el futuro próximo

Antes de hablar de una superinteligencia que quiera aniquilar al ser humano porque es muy mala, es necesario situarnos temporalmente y tratar de adivinar qué será lo primero que llegue a nuestras sociedades.

Hasta ahora la relación con las máquinas ha sido fría como el metal del que están hechas.

Las diseñamos y observamos cómo realizan la tarea que les hemos encomendado. Están a nuestro servicio.

Tienen formas extrañas, con cables, pantallas y luces cubiertas por duras carcasas de plástico.

Viven en el interior de fábricas de las que salen nuestros coches y electrodomésticos, las tenemos escondidas para olvidar que hacen muy bien su trabajo.

Esta relación distante y de superioridad puede cambiar próximamente, cuando veamos a las máquinas de manera distinta.

Un ejemplo está en los llamados robots de compañía, que podrían entrar en contacto con nosotros muy pronto en forma de ayuda a ancianos, como objetos sexuales o como simples elementos de ocio.

Posiblemente te interese:

Casco que elimina Alzheimer sale al mercado

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.