Pavlov: no todo lo que creías saber sobre él es cierto

Pavlov habría ganado un premio científico por sus descubrimientos digestivos.
Pavlov habría ganado un premio científico por sus descubrimientos digestivos.

Una vez más la ciencia ha hablado. En este ocasión sobre el trabajo científico que había hecho Pavlov en tiempo de la Revolución Bolchevique. Seguramente lo que de inmediato asocias con ese nombre es condicionamiento, campanas y perros. Pero no todo lo que lees es cierto. 

Los misterios se han develado. Una especialista en ciencia cultural de Rusia ha explicado lo erróneo que hemos estado en todos estos años con respecto a lo que realmente quería estudiar Pavlov.

Pavlov no usó campanas

Cuando alguien escucha sobre condicionamiento pavloviano se imagina de inmediato una campana sonando, un perro salivando y comida.

Todo esto corresponde a una idea occidental implantada por un comentario que hizo Pavlov en una conferencia. Desde entonces se mediatizó hasta en revistas especializadas, aunque la realidad era otra.

Lo cierto es que Pavlov nunca utilizó la campana. Su objetivo era medir el pensamiento a través de la salivación mientras esperaba la comida. Nunca existió el condicionamiento.

No ejercer control

Las nuevas investigaciones apuntan a los rasgos personales de Pavlov. Era un hombre un poco gruñón, creía en la libertad individual y mantenía una posición muy crítica con respecto al mundo. Vivió desde la modernidad, la época de los zares y de la revolución en Rusia.

Si algo no quería Pavlov era mantener una especie de control en la mente humano. Su propósito era más bien saber de qué manera trabaja la mente humana.

Esto en relación a la creencia que fue mal traducida de «condicional» a «condicionado». La primera refiriéndose a un reflejo y la segunda como algo que se realiza a persé.

El hecho es que lo que conocíamos era que los perros estaban condicionados. Aunque la idea más bien era investigar la salivación de los perros; la cual era mayor mientras más tenían la idea de que la comida se estaba preparando para servirse.