Robots acrobáticos pudieran ser el futuro de aviones no tripulados

Robots acrobáticos pudieran ser el futuro de aviones no tripulados

Desarrollados a partir del vuelo de los insectos; los robots acrobáticos se presentan como el posible futuro de vuelos no tripulados. A decir verdad los insectos están acreditados como unos de los mejores conductores en  la naturaleza;  por lo que es fácil entender por qué los científicos los tomaron como referencia para crear un robot volador. Al revisar el patrón de vuelo de un insecto, se vuelve evidente que son muy eficientes en su operación. Y necesitan serlo pues deben ahorrar la mayor cantidad de energía posible.

Los investigadores del Laboratorio de Vehículos Aéreos Micro (MAVLab) de TU Delft tomaron esto como inspiración; creando  un robot de aleteo autónomo: DelFly. Hay muchas ventajas de tener un sistema de aleteo de alas cuando se compara con un propulsor; ya que las aletas de aleteo son más eficientes para controlar el movimiento en el aire.  El resultado es un robot volador autónomo que es muy ágil y maniobrable.

Los investigadores quedaron fascinados por el movimiento eficiente de los insectos. La inspiración para DelFly proviene de la mosca común de la fruta que puede batir sus alas 200 veces por segundo.

Los investigadores no pudieron acercarse a estos valores, pero DelFly es capaz de 17 latidos por minuto; lo que es suficiente para mantener el vuelo y facilitar cambios rápidos en el patrón de vuelo.

Matej Karasek, el diseñador del robot, expreso lo siguiente.

«El robot tiene una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora (km / h) e incluso puede realizar maniobras agresivas; como vueltas de 360 ​​grados, bucles y cilindros similares. Además, la envergadura de 33 centímetros y el robot de 29 gramos excelente eficiencia energética para su tamaño; permitiendo cinco minutos de vuelo estacionario o más de un rango de vuelo de un kilómetro con una batería cargada».

Estos robots acrobáticos son capaces de imitar el eficiente vuelo de un insecto

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=CEhu-FePBC0″]
Luego de lograr que DelFly despegara, el siguiente reto fue enseñar a DelFly los gestos de su referencia; la mosca de la fruta. Los investigadores lo programaron con los movimientos de vuelo de una mosca doméstica cuando está amenazado.

El resultado fue sorprendente ya que DelFly imitó de cerca los movimientos; incluso realizando una banca empinada a mitad del vuelo. «Cuando vi por primera vez al robot volando, me sorprendió lo cerca que se parecía su vuelo de los insectos; especialmente al maniobrar». Dijo el colaborador de investigación Prof. FloriaMuijres del grupo de Zoología Experimental de Wageningen University & Research.

El futuro de los robots acrobáticos voladores autónomos seguramente se ve brillante ya que el éxito con DelFly es solo el comienzo. En comparación con los drones, los robots voladores con alas batientes poseen más agilidad y la capacidad de realizar movimientos rápidos de escape.

También le puede interesar:

Diseñaron una piel robótica que es capaz de sentir