La tecnología 5G: ¿Es peligrosa para las personas?

tecnología 5g

Cada vez se suma con mayor frecuencia a nuestro vocabulario un nuevo término de redes de teléfonos móviles: la tecnología 5G. Desde hace más de una década, han querido traerlo al mundo, y es justo ahora que nos acercamos verdaderamente a ese momento.

La tecnología 5G promete revolucionar la manera en la que navegamos y utilizamos nuestros servicios de Internet y teléfonos móviles. Con una velocidad superior a la conocida 4G, y mayores posibilidades; abren una oportunidad nunca antes vista.

Muchos países del mundo se preparan para recibirla en sus territorios. Las compañías telefónicas ya se encuentran disponiendo dispositivos compatibles con este tipo de red.

Ahora la pregunta que antecede a su llegada definitiva la pone también en polémica, ¿qué tan inofensiva es esta tecnología 5G para las personas? ¿No afectará en ninguna medida nuestra salud una vez se ponga en marcha?

Diferentes autoridades en los países de Europa y América se han cuestionado esto. Ha sido la razón, de hecho, porque aún con un pie más allá de la entrada, la tecnología 5G no tiene pase libre en la mayoría de los territorios.

Esto es lo que sabemos hasta ahora de lo que puede llegar a hacer la red 5G en España y cualquier otro país sobre la salud de sus habitantes.

Puedes leer: ¿Qué sabemos de la enfermedad que mató a Boyce Cameron?

Repasemos primero: ¿qué es la tecnología o red 5G

Como bien debes de saber, la tecnología o red 5G es la siguiente generación de banda ancha móvil que seguirá tras la ya conocida 4G. ¿Qué quiere decir esto? Que poseerá una velocidad mucho mayor, e incluso, será capaz de potenciar a las redes que se encuentren por debajo de la suya.

tecnología 5g

Dicho de otra forma más específica, la red 5G será capaz de ofrecer velocidades de descarga impresionantes, tiempos de latencia disminuidos a prácticamente nada, y una comunicación prácticamente instantánea entre dos dispositivos móviles conectados a su misma red.

Todo muy bien hasta acá, sin embargo, para conseguirlo, la tecnología 5G requiere de otras condiciones diferentes a las que ahora dispone el 4G. ¿Cómo por ejemplo? Una cantidad mayor de antenas de transmisión a una distancia menor del suelo en las zonas urbanas, así como una potencia de ondas a una frecuencia mayor de la acostumbrada.

¿La tecnología 5G pone en riesgo nuestra salud?

Si meditamos a conciencia estas dos últimas condiciones, no habría de extrañarse que las autoridades del mundo estén cuestionando qué tan saludable sea el tener instalada la red 5G en sus territorios.

Recordemos que, aunque el ser humano está expuesto constantemente a radiaciones de diferentes tipos, todas son extremadamente bajas. No podrían alterarnos ni producirnos algún tipo de mal parecido al cáncer, pues carecen de la potencia necesaria.

Esto es diferente para las redes 5G al subir las frecuencias de ondas por encima de lo estipulado. Siendo que no existen estudios oficiales que demuestren, o bien los daños que podrían causar o bien lo inofensivas que son, los expertos en telecomunicaciones y salud prefieren esperar un estudio más exhaustivo antes de poner en funcionamiento esta tecnología.

Puedes leer: Las causas de los sismos en México estos últimos días

Que las ondas de la tecnología 5G sean cancerígenas no está confirmado

Hasta ahora, la OMS tiene clasificadas las ondas de radio, entre las que se encuentran los teléfonos móviles, como posibles carcinógenos. Según ellos, hay evidencia que todavía no se considera concluyente, de que el uso prolongado de este tipo de ondas puede producir cáncer.

No hay una relación directa entre los teléfonos móviles y las enfermedades tumorales hoy en día. Todo se mantiene en el terreno de las sospechas y de casos que sugieren la existencia de una relación, pero no la confirman.

De todas formas, es suficiente para poner en alerta a las autoridades gubernamentales, y de hecho, varias ciudades se han negado al uso de la red 5G por no saber qué tan dañino o inocuo podrían resultar para sus poblaciones.

Un ejemplo de esto lo es Bélgica, al prohibir en el mes de abril una actividad relacionada con redes 5G en la ciudad de Bruselas, pues desconocían los efectos que causaría su radiación. Suiza, y Holanda, también se hayan escépticos sobre el uso del 5G. Prefieren esperar y estudiar más casos relacionados antes de decidir si tomarlo o no.

Incluso en Estados Unidos se intentan tomar el asunto con calma; California y New Hamspire están interesados por tener profesionales estudiando el impacto de la tecnología 5G en las personas antes de hacerlo de uso comercial en sus territorios.

Si no es seguro, no es rentable

Es posible que por este tipo de dudas y la necesidad de un estudio más exhaustivo, la llegada de la red 5G en España u otros lugares del mundo se retrase. Parece el camino dorado hacia una conexión de velocidad alucinante, y puede que lo sea, pero si ésta produce algún tipo de daño en sus usuarios, entonces, ¿de qué serviría? ¿Valdría la pena usarlo poniendo en riesgo nuestras vidas?

Fuente: BBC

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.