Todo lo que debes saber sobre el servicio de Streaming

servicio de Streaming

En este preciso momento hay más de 4.500 millones de personas usando Internet. Buena parte de ellos están realizando consultas sobre temas de interés; otra parte, están solicitando información sobre algún producto o servicio que necesite o desee; también están los que están navegando por razones de trabajo y estudios; muchos otros, navegan por sus redes sociales u conversan con sus amigos familiares; y otro grupo más están utilizando algún servicio de Streaming.  

Actualmente los grandes proveedores de servicios de Streaming, (Netflix, Amazon, Starzplay, etc.) acumulan más de 565 millones de usuarios a nivel mundial. Y es que, el mercado el entretenimiento Online sigue en acenso, y mucho más ahora, con la aparición del COVID-19, y el distanciamiento social obligatorio. 

La popularización de las plataformas de Streaming ha hecho que se cambie de manera abrupta la manera de ver televisión. Cada día son menos los televidentes que sintonizan su TV, en una fecha y hora en específica, para ver un programa televisivo. Actualmente, son más los que consumen programas televisivos, e incluso deportivos y noticiosos, a través del servicio de Streaming. 

A todas estas, ¿Qué es Streaming? ¿Cómo funciona? todas esas interrogantes, y muchas más te las aclararemos en este artículo. 

¿Qué es el servicio de Streaming?

El Streaming, retrasmisión e incluso también conocido transmisión por secuencias, es un servicio que permite la distribución y almacenamiento de datos desde un servidor o proveedor en internet, para que el usuario pueda hacer uso de dichos datos, mientras se están descargando. A diferencia del servicio de descarga de datos, con el Streaming el usuario no debe esperar los tiempos de descarga para poder hacer uso de los datos. 

La tecnología que hace posible que el usuario haga uso de los datos, mientras los descarga, se llama buffer de datos. Esta tecnología va almacenando el flujo de datos en la estación del usuario, haciendo posible que el usuario vaya visualizando la información descargada.

Para que esta tecnología funcione correctamente, la conexión a Internet debe ser banda ancha, y el tamaño, debe ser igual o mayor que la tasa de descarga del servicio de Streaming. Es por ello que, este servicio se empezó a popularizar a finales de la década de los años 2000 debido a que, para esa época, era posible contratar servicios de banda ancha para el hogar. 

Generalmente, los servicios de retransmisión a través de Internet son de contenido previamente grabado, tales como películas, series, música, etc. Estos servicios, por lo general son contratados a una empresa proveedora, una de las más populares en la actualidad es Netflix con más de 160 millones de suscriptores. En el caso de la música, Spotify reina el mercado con 271 millones de suscriptores mensuales. 

No obstante, el Streaming puede realizarse en directo, o en tiempo real. Muchos eventos musicales, cadenas de televisión, show, e incluso foros se retrasmiten en directo mediante Internet. Para ello, se necesita un grabador de audio y video, un sistema de codificación, un editor y un sistema de distribución para que llegue a los espectadores de forma simultanea.   

¿Cómo funciona el Streaming? 

juegos en streaming
Se prevé que en unos años el servicio de Streaming revolucione la industria de los videojuegos

Tal y como hemos comentado a lo largo del artículo, el servicio de Streaming permite a los usuarios enviar y recibir datos, bien sea en formato de audio o video, de forma continuada mediante una red. Lo que caracteriza la retrasmisión con otros servicios de datos, es que permite la reproducción, apenas el receptor empieza a recibir parte de los datos. 

A continuación, el proceso detallado de cómo funciona el servicio de Streaming:

  1. Envío de datos: desde cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet de banda ancha, el emisor puede enviar un conjunto de datos (audio y video) a un servidor que codifica la señal para ser retrasmitida. 
  2. Recepción de datos: los usuarios se conectan al servidor de Streaming, para recibir la retrasmisión. Esto se puede hacer mediante un sitio web, una aplicación móvil o cualquier software especializado.
  3. Calidad de datos: la calidad de la información recibida, dependerá de los siguientes aspectos; la calidad de dispositivo grabador de audio o video, la calidad de los datos (tamaños y formatos), los tipos de codificación, la banda ancha del usuario y capacidad de reproducción del dispositivo receptor. 

La capacidad del servicio de Streaming va en accenso, si bien es cierto hoy por hoy, la retrasmisión de videos y músicas es lo más común, hay otras opciones ya disponibles en el mercado. Por ejemplo, eventos, aplicaciones y videojuegos. Actualmente desde Google Play, te permite probar los juegos a través de Streaming sin necesidad de descargarlo e instalarlos.

Con la llegada de la tecnología 5g se abre un abanico de posibilidades para el servicio de Streaming. Se prevé que, en unos años las grandes empresas de videojuegos provean a sus usuarios este tipo de servicios, sin tener que contar con una consola o un ordenador de alto rendimiento para poder disfrutar de los últimos lanzamientos. 

También te puede interesar: 5 mejores herramientas para estudiantes de ingeniería

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.