Un nuevo dispositivo podría servir como cura para las lesiones de columna vertebral

La ciencia ha avanzado, haciendo posible cosas que antes se daban por perdidas. Una de ellas era el caso de las personas con lesiones en la médula espinal. Generalmente, quedaban paralizadas de por vida. Ahora, gracias a la tecnología y el constante crecimiento en la medicina, existe un nuevo dispositivo, acompañado de un tratamiento sin igual que ayudaría a restaurar la movilidad por completo en estas personas.

Se trata de la estimulación eléctrica en los músculos afectados por la lesión de manera organizada, en forma de patrón. Bien se ha sabido desde hace cierto tiempo, que la estimulación mediante descargas ha ayudado a devolverle la vida a la médula espinal donde antes estaba inoperativa. Ahora, con un nuevo estudio publicado en la revista Nature, vemos otra alternativa sorprendente.

Puedes leer: Oracle colaborará con el mundo para evitar la extinción de las abejas

Un nuevo dispositivo para la terapia de descargas eléctricas sería la clave para los inválidos

Se trata de un método novedoso, y que todavía está en fase de pruebas. Sin embargo, el estudio arrojó resultados muy prometedores. Sería el primero con tanta precisión en el éxito para devolverle la capacidad de caminar a los pacientes lesionados.

Básicamente, los investigadores seleccionaron tres casos para poder comprobar esto. Las personas en sí poseían parálisis parcial o total de sus extremidades inferiores, con más de 4 años de duración desde entonces.

Aplicaron un nuevo dispositivo estimulador sobre su abdomen, conectado a electrodos localizados en la zona lumbar. El mismo era capaz de generar descargas eléctricas en un patrón que simulaba la excitación neuronal natural y conocida del cuerpo. Es decir, se volvió a implementar, de manera artificial el mecanismo de señalización para el movimiento en la médula espinal.

El dispositivo podía manejarse de forma inalámbrica. De tal forma que asistía a las personas con señales eléctricas al momento de querer realizar los movimientos de flexión y extensión. Las descargas consiguieron que las neuronas volvieran a funcionar tal cual como antes.

El resultado en estos tres pacientes fue muy positivo. Consiguieron volver a caminar, ayudados de un bastón o una andadera. La estimulación eléctrica se complementó con ejercicios de rehabilitación con terapia asistida por peso.

Lo más importante es que tuvieron la capacidad de realizar movimientos voluntarios en sus extremidades inferiores una vez más. Gracias a estos resultados, la startup GTX medical se basará en los datos para desarrollar una tecnología neurológica más precisa. Que ayude de manera oficial y global esta condición tan incapacitante en las personas que más lo necesitan.

Fuente: Nature

También te puede interesar:

Brexit: en riesgo excelencia científica de Europa