Viaducto de Millau obra Maestra

Viaducto de Millau obra Maestra
Viaducto de Millau obra Maestra

En cuanto a los puentes más altos, el Viaducto de Millau en Francia es el puente más alto de toda la civilización humana; cada poste mide 343 m (1.125 pies) de arriba a abajo. El puente se extiende a lo largo del valle del río Tarn cerca de Millau en la parte sur de Francia; y recibió el Premio a la Estructura Destacada IABSE 2006 por su integridad a la luz de su elegancia esbelta.

Se puede calificar como una obra maestra desde muchos puntos de vista. Este viaducto es el puente de carretera atirantado más alto del mundo; que se ubica en el departamento de Aveyron en Francia y que atraviesa el río Tarn.

Su preparación duró 14 años y su construcción 3 empezó en diciembre de 2001; fue inaugurado el 14 de diciembre de 2004 y abierto al público el 16. Este puente está calificado como una obra mayor del siglo XXI. Llevado a cabo por la empresa francesa Eiffage e ideado por el ingeniero civil francés Michel Virlogeux y el arquitecto británico Lord Norman Foster.

Viaducto de Millau
Viaducto de Millau

El Viaducto de Millau en Francia es el puente más alto de toda la civilización humana

Constituye el eslabón más llamativo de la autopista A75 Clermont-Ferrand-Béziers. Tiene una elevación de 343 metros y se extiende sobre 2 460 metros. Desde su apertura, más de 50 millones de automovilistas y vehículos pesados lo cruzaron.

Una de las características más destacables del puente son los obenques, cables monumentales que aseguran el mantenimiento del tablero, columna vertebral del viaducto. A pesar de dimensiones fuera de lo común y de una arquitectura muy moderna, el viaducto se integra perfectamente en su entorno.

El principal material utilizado para construir este puente fue el hormigón B60, innovador en ese momento y con criterios de calidad excepcionales. La cantidad total de hormigón vertido fue de 85 000 m3. Para abastecer las 70 000 toneladas de arena y las 80 000 toneladas de gravilla necesarias para producir el hormigón; una cantera de 70 metros de profundidad sobre 22 hectáreas fue abierta.

(También puedes leer: La ingeniería, la aplicación de la ciencia a la conversión óptima)