Científicos reaniman con éxito cerebros de cerdos muertos

Científicos reaniman con éxito cerebros de cerdos muertos, un movimiento que plantea preguntas éticas duras sobre el futuro de la investigación en neurociencia.

En una reunión en los Institutos Nacionales de la Salud el 28 de marzo. El neurocientífico Nenad Sestan anunció cómo él y su equipo en la Universidad de Yale utilizaron un sistema de calentadores, bombas y sangre artificial para restablecer el funcionamiento parcial de los cerebros de más de 100 cerdos recientemente decapitados. Según un informe de MIT Technology Reviewreaniman con éxito cerebros de cerdos muertos

El sistema, conocido como BrainEx, no acaba de restaurar la conciencia. Pero podría marcar el comienzo de una nueva etapa en la tecnología de extensión de vida.

Leer: Neuronas nuevas en cerebro de ratón

¿Cómo se confirmó la reanimación?

Científicos reaniman con éxito cerebros de cerdos muertos

Un electroencefalograma (EEG) en los cerebros de los cerdos mostró ondas planas. Lo que sugiere que los cerdos fueron reanimados en estado comatoso en lugar de algo parecido a la conciencia. Aunque al principio el EEG mostró actividad compleja que indicaba pensamientos y sensaciones. El equipo estaba emocionado, alarmado, pero las señales resultaron ser ruido causado por equipos cercanos.

Aun así, miles de millones de células cerebrales individuales parecían normales y saludables. En lo que Sestan llamó un resultado «alucinante» e «inesperado».

Leer: Bayer desaparecerá la marca Monsanto

Sestan le dijo al Instituto Nacional de Salud, que su equipo está buscando financiación. Que se podrían tomar medidas para mantener los cerebros vivos por tiempo indefinido y hacer intentos para restaurar la conciencia. reaniman con éxito cerebros de cerdos muertos

«Ese cerebro animal no tiene conocimiento de nada, estoy muy seguro de eso». Dijo Sestan, y luego comenzó a especular sobre cómo podría usarse la tecnología en el futuro. «Hipotéticamente, alguien toma esta tecnología, la mejora y restaura la actividad cerebral de alguien. Eso es restaurar a un ser humano «.

Estas posibilidades podrían llevar a prácticas de investigación cuestionables en el futuro

«Habrá muchas preguntas extrañas, incluso si no es un cerebro en una caja», dijo un asesor del NIH que no quiso hablar en el registro. «Creo que mucha gente va a empezar a ir a los mataderos para obtener pistas y resolverlo».

El 25 de abril, Sestan y 16 colegas publicaron un artículo en Nature titulado » The ethics of experimenting with human brain tissue» en el que plantean algunas inquietudes y preguntas éticas:

¿Qué protecciones se deben otorgar a los organoides cerebrales? (Tejido cerebral producido a partir de células madre en un laboratorio)?

¿Cómo deberían los científicos disponer de organoides cerebrales al final de los experimentos? En la investigación donde los órganos humanos se trasplantan a los animales, si el sujeto de la prueba se considera humano o animal, ¿dónde está la línea?

Leer: Dunas de hielo en Plutón demuestran que el planeta enano es más de lo que parece

Los científicos reconocen que muchas de las situaciones hipotéticas enumeradas en el documento. Como organoides cerebrales relativamente simples que ganan conciencia, son «muy remotas».

Pero para garantizar el éxito y la aceptación social de esta investigación a largo plazo, se debe forjar un marco ético ahora, mientras que los sustitutos del cerebro permanecen en las primeras etapas de desarrollo.

También le puede interesar:

Nos preguntamos qué sería de México si su volcán Popocatépetl estallara: aquí la respuesta