Estudios revelan que venus pudo ser habitable

Hay vida en otros planetas

La pregunta siempre surge cuando miramos hacia el cielo, pensamos en lo que hay más allá de esta tierra, y se nos viene a la cabeza la idea de que tal vez no estamos solos. Terminamos planteándonos si de verdad hay vida en otros planetas.

El tema ha sido más analizado de lo que se piensa, para no dejarlo relegado al mundo de las fantasías. Ahora, estudios sustentables nos dan una respuesta que tal vez para algunos no sea una sorpresa. Pudieron existir organismos en otros suelos. De hecho, parece que en el pasado hubo vida en Venus, aunque ahora esto luzca imposible.

Si la idea suena absurda en primera instancia para los letrados en astronomía y las condiciones climáticas de los planetas, es porque ahora mismo Venus representa la descripción más acertada de lo que pudiera ser el infierno cristiano.

Sus temperaturas normales superan los cien grados Celsius, a esto se suma una atmósfera plagada de ácido sulfúrico en forma de nubes tóxicas. Sin contar con la presión atmosférica que, a comparación con la tierra, es 93 veces mayor.

Todo lo que se necesita para decir que la vida en Venus es inconcebible, tal como se encuentra el planeta ahora. Sin embargo, existe la posibilidad de que en un pasado muy remoto, si haya habido vida en Venus. El punto de partida, tanto para explicar esto, como su posterior cambio a un ambiente inhóspito, reside en un único elemento: sus aguas.

Puedes leer: Este es el medicamento más caro del mundo actual

Hay vida en otros planetas, o al menos hubo vida en Venus millones de años atrás

Donde hay agua, hay vida, se sabe. Y Venus mucho tiempo atrás albergó océanos tal como la tierra en esta época (puede que sí hay vida en otros planetas). Así lo demuestran los estudios geológicos realizados sobre este planeta; cosa que ha hecho que los expertos en la materia lancen hipótesis sobre la posible vida en Venus, y que sus condiciones, en un pasado benévolo, eran mejores que las de ahora.

Creen que Venus rotaba en el mismo sentido que los otros planetas, por ende, tuvo una atmósfera más liviana, temperaturas modestas, y menos conglomerado de gases tóxicos alrededor. En fin, lo que se necesita para que un planeta sea habitable y albergue vida.

Si ahora Venus es distinto, se debe a que su movimiento rotatorio es inverso al que realiza la tierra y el resto de planetas. La atmósfera pesada se origina por este fenómeno, además de que, para rematar, la velocidad con que rota es muchísimo más lenta que cualquier otro elemento del espacio. Si la tierra tarda 24 horas en rotar sobre sí misma, Venus se demora 243 días. Una lentitud suficiente para que la presión atmosférica se torne densa, inhabitable.

Hipótesis: la vida en Venus desapareció cuando empezó a rotar a la inversa

Hace millones de años Venus rotaba como el resto de planetas. Esto es lo que afirman los astrofísicos. El quid de la cuestión entonces llega a ser el por qué dejó de hacerlo. Muchos empezaron a explicarlo añadiendo fuerzas externas que alteraran al planeta. Que, en cierto punto, un objeto de dimensiones desproporcionadas golpeó al planeta y alteró su rotación por siempre.

Demasiado increíble para creerlo; pero ahora contamos con una explicación mucho más sensata y plausible: que los océanos de Venus, donde albergaba vida, fueron también su perdición. Esto nos acerca a la confirmación: hay vida en otros planetas.

El estudio proviene de la Universidad de Bangor, la NASA y la Universidad de Washington, a cargo del físico oceanógrafo Mattias Green. El mismo pone la velocidad de las corrientes oceánicas como culpables principales de la rotación anómala en Venus.

hay vida en otros planetas

De por sí, la fuerza de las corrientes de los océanos de agua tienden a retrasar un poco la rotación de los planetas donde yacen. La tierra no escapa de esto. Nuestras aguas la retrasan en un ritmo de 20 segundos cada millón de años. El que no sea algo tan notorio explica el por qué apenas y se percibe este fenómeno; en Venus el asunto fue muy distinto, mucho más dramático.

Donde hay agua, hay vida, y también un retraso en la rotación planetaria

Según Green y su equipo, mediante estudios, cálculos y simulaciones dirigidas, determinaron que para Venus, la rotación empezó a reducirse a un índice de 72 días por cada millón de años; lo que, con el tiempo, resultó en este movimiento anómalo e inverso en el planeta que condenó su atmósfera por siempre.

Técnicamente, en cuestión de 10 a 590 millones de años, la vida en Venus desapareció por el enlentecimiento de su rotación. Los océanos se secaron a merced del sol por la lentitud de su movimiento, y se instauró la densidad y el calor por el que hoy se conoce como un planeta inhabitable.

Sigue siendo una hipótesis, pero es más creíble y coherente que simplemente pensar en un cometa gigante que golpeó al planeta y lo alteró de raíz. Este estudio también puede servir para explicar el comportamiento similar de otros exoplanetas que poseen condiciones similares a Venus. Cada vez vamos confirmando una creencia de hace muchos años; que en realidad, si hay vida en otros planetas.

Fuente: Universe Today

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.