7 Mitos del universo que no son ciertos (2019)

mitos del universo

¿Cuántas creencias hay, cuántos mitos del universo existen y no son verdaderos? Con el avance de la ciencia, a medida que el hombre adquiere conocimiento, las presunciones o viejas afirmaciones van cayendo de la mano de la lógica.

Por eso hoy te vamos a contar 7 mitos del universo que a estas alturas, la ciencia ha demostrado que son falsas. Quizás hayas creído en alguna de estas, o tal vez no conocías ninguna. Sea como sea, aquí estamos para ir aclarando el panorama que gira en torno al gran misterio de nuestras vidas: nuestro propio sistema solar.

Puedes leer: 10 mujeres científicas españolas que hicieron historia

7. Uno de los mitos del universo más sonado: El lado oscuro de la luna

mitos del universo

La luna no tiene exactamente un “Lado Oscuro” que nosotros no podemos ver (¿tal como el lado oscuro de la fuerza? Jummm), en realidad, sería más acertado decir que posee un extremo que se comporta de manera opuesta a las fases que observamos.

¿Esto qué quiere decir? Tengamos en cuenta que la luna rota y se traslada de forma idéntica a nuestro planeta; ergo, siempre vemos una misma cara, que es la que cumple con sus fases lunares al pie de la letra. Pues bien, el “lado oscuro de la luna”, que hace alusión a esa parte que jamás podremos ver desde nuestro sitio, realiza las mismas acciones, pero al revés.

De tal manera que, cuando tenemos una espléndida luna llena, su lado “opuesto” se encuentra pasando por la fase de luna nueva, completamente oscura. Pero esto no se queda estático, también puede llegar a ser una luna resplandeciente cuando el extremo que vemos, por otro lado, se halla en la negrura.

6. El universo no va para ningún lado

Aunque no seamos capaces de sentirlo, en realidad, nuestro Sistema Solar va avanzando entre galaxias y no se queda quieto en el mismo lugar. De hecho, ¡es capaz de moverse a una velocidad de 600 kilómetros por segundo! Pero tan vasto es el universo, que para poder completar una vuelta en torno al centro de esta galaxia (La Vía Láctea), necesita de 250 millones de años.

5. Los mitos del universo continúan: Sin un traje especial nuestro cuerpo en el espacio estallaría

Tenemos, gracias a las obras de ciencia ficción del pasado, la idea equivocada de que si salimos al espacio sin traje especial, haríamos BOOM como un globo de aire. Todo valiéndonos del conocimiento básico de que un objeto con presión menor a su entorno termina inmediatamente estallando.

mitos del universo

Lo cierto es que si estuviéramos en el espacio, no nos pasaría algo semejante. En realidad, nuestro cuerpo es mucho más resistente de lo que se piensa; se adapta muy bien a los procesos de descomprensión, así que permaneceríamos intactos. Nada de explosiones dramáticas, ni algo parecido.

Lo que sí nos afectaría de forma letal sería otra cosa mucho más sutil, pero importante: la falta de oxígeno.

4. Los planetas más calientes son los primeros

Es cierto que cuando te encuentras cerca de una llama, sientes el calor como nunca. Y algo parecido debería suceder con los planetas. Siguiendo esta lógica, el planeta más caliente de todos debería ser Mercurio, con sus 430°C y su puesto en la butaca más cerquita del sol, ¿cierto?

mitos del universo

No cierto. En realidad, aunque la distancia del sol tiene cierta influencia en la temperatura de los planetas, existen otros elementos que determinan qué tan intenso es el calor en su interior. ¿Sabes cuál es el planeta más caliente de todos? Venus.

Gracias a los efectos de los gases contenidos en Venus y su superficie, el calor se condensa y permanece vigente en las tierras extraterrestres. Hasta ahora se sabe que Venus tiene una temperatura en centígrados de 460 grados, que les gana por paliza al resto.

Otra muestra de la importancia de los gases de efecto invernadero, patente en un planeta donde hubo vida hace millones de años aunque ahora sea inhabitable.

3. Uno de los mitos del universo más falsos que el billete de tres dólares: la Tierra es plana

A estas alturas cualquiera estaría cansado de discutir con los que defienden la idea absurda de que el planeta es plano, cuando ya tenemos imágenes directas desde el espacio de lo contrario. Sin embargo, esta creencia continúa vivita y coleando, un efecto demoledor tras una propaganda religiosa que se tragó a los más incrédulos en los tiempos de antaño y, por desgracia, sigue sobreviviendo.

mitos del universo

La tierra no es plana. Es redonda. Incluso desde tiempos remotos en los que no existía una nave espacial, los eruditos podían deducirlo simplemente analizando. No existe un borde donde se termina el mundo, si hicieras un recorrido de un extremo del planeta al otro, retornarías a tu punto de inicio tarde o temprano, porque el viaje lo haces sobre un espacio enorme circular, Capisci?  

2. La gravedad es sólo atracción

En el pasado, Isaac Newton propuso que la gravedad, como una fuerza fundamental del universo, influía directamente sobre la masa, y se encargaba siempre de atraer objetos a un centro, motivo por el que nos encontramos pisando el suelo de la tierra y no flotando a la deriva.

Esto en realidad no es un hecho inamovible, e incluso, es posible que existan fuerzas gravitatorias repulsivas. Así lo propuso Albert Einstein con su propio modelo de la gravedad, en la que describía el fenómeno natural como una energía, incluyendo a la masa como una de sus tantas formas.

Einstein creía que la gravedad provenía de la suma de dos factores: energía + presión. Lo cual hace que en la mayoría de los casos, los objetos, que tienen bastante energía, se vean atraídos por la gravedad.

No obstante, también existen elementos en el universo que poseen mayor presión, o incluso energía negativa, lo cual genera una fuerza de gravedad repulsiva totalmente distinta a la que conocemos. ¿En conclusión? La gravedad no es sólo atracción, también puede repeler cosas.

1. Las cosas que vemos en el espacio están en nuestro presente

Aunque la velocidad de la luz en nuestro planeta es prácticamente inmediata, en el espacio, su marcha se retrasa. Por ejemplo, para que la luz del sol llegue a la Tierra, le toma al menos 8 minutos y medio conseguirlo. La situación se convierte en un tiempo mayor a medida que los elementos del universo se separan más y más de nuestro sistema solar.

Lo que quiere decir que, cuando los astrónomos observan estrellas, asteroides o planeta lejanos, en realidad, están echando una mirada hacia el pasado. En nuestro presente, mucho de estos elementos en realidad ya no existen o se han apagado.

¿Tenías idea de alguno de estos mitos del universo y qué tan desacertados resultaban ser?

Fuente: NewHumanist

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.