¿Cómo se produce una ola de calor?

onda de calor

Esta semana España amaneció con la terrible noticia que se está haciendo frecuente cada verano que pasa. Estaríamos por vivir una onda de calor durante los próximos días sin derecho a quejas. Tal como el año pasado, las temperaturas se convertirán en un infierno literal para quién no tenga un aire acondicionado a la mano en su hogar.

Recordemos que, desde el 2015, nos hemos topado con noticias y vivencias de este estilo con mayor frecuencia que antes. El 2017 España tuvo una ola de calor increíblemente fuerte, así como varios otros países cercanos; y este, no parece que vaya a bajar en cuanto a intensidad.

Así que es inevitable llegar a preguntarnos, ¿a qué se deben? ¿Dónde se producen las ondas de calor? ¿Por qué Europa, justamente, debe pasar por este martirio y no cualquier otro lado del mundo?

Puedes leer: Robots sexuales masculinos: todo sobre la mesa, menos voluntad

¿De dónde vienen estas ondas de calor? ¿Es un castigo divino acaso?

La respuesta es simple y sencilla: Los vientos de África. El movimiento arriba de nuestras cabezas, en el cielo, es tan dinámico y constante como lo son las olas en el océano. Es decir, pueden recorrer desde su lugar de origen grandes distancias y llevar hasta otras tierras lejanas lo que traen consigo.

onda de calor
Todo tiene su origen desde los cielos.

En esto se cuenta el calor. Las masas de aire acumuladas en el continente africano son considerablemente más calurosas que las de Europa; las temporadas de verano hacen que los vientos al moverse, transporten parte de esa temperatura al territorio extranjero.

Dicho de manera técnica, hablamos de una ola de calor propiamente dicha, cuando por efecto de estos vientos, se cumplen tres máximas específicas:

  1. Debe tener una duración de 3 días por lo menos.
  2. La temperatura tiene que elevarse un 5% por encima de la temperatura máxima habitual.
  3. La onda de calor tiene que afectar a un 10% en adelante del territorio de un país.

España y muchos otros países de Europa pasarán una ola de calor este verano

Ya está confirmado por los climatólogos que este será el caso para España en los siguientes días. Buena parte del territorio se encontrará sofocado por la onda de calor, especialmente hacia la zona oriental. Los lugares donde se sentirá éste fenómeno caluroso en su máxima expresión serán Catalunya, Aragón y el Levante.

Adicionalmente, otros sitios del continente Europeo también formarán parte de los afectados por la onda de calor. Entre ellas, y especialmente, Francia, Bélgica, Italia, Reino Unido, Austria, Suiza, Alemania y Holanda. El miedo porque en Francia se lleguen a temperaturas de 44°C es real, con una sensación térmica mucho peor, de 47°C.

Tal vez te interese: La ciudad natural con más árboles del mundo

El cambio climático influye poderosamente en la frecuencia de cada onda de calor

La pregunta estrella de esta situación alarmante siempre tendrá que ver con los efectos del cambio climático. No sólo se ha hecho presente en el futuro aterrador de varios de nuestros alimentos en los años sucesivos. También, parece tener papel protagonista en los cambios actuales de nuestro clima habitual.

onda de calor

En España, antes de llegar al siglo XXI, las ondas de calor se sucedían cada 20 años. A día de hoy, esta escala se redujo de forma impresionante, azotándonos cada 5 años en su lugar. Varias partes del mundo, por otro lado, han experimentado temperaturas elevadas donde no era para nada normal ver el termómetro elevarse más allá de los 25°C.

Muchos expertos señalan que el descongelamiento acelerado de los polos, así como la contaminación ambiental, juegan un papel primordial. La regulación de las temperaturas de los aires calientes cada vez se vuelve más complicado para el planeta. En un artículo ya mencionamos antes lo que podría suceder en el 2050 si esto se mantenía así.

¿Qué debemos hacer ante esta onda de calor?

El efecto más grave que le puede suceder a nuestro cuerpo en estas condiciones, es el conocido golpe de calor. Éste sucede cuando la temperatura excede lo que nuestro organismo es capaz de regular y se manifiesta mediante varios síntomas alarmantes: pérdida inmediata del conocimiento, convulsiones, dolores de cabeza, mareos, confusión, taquicardia, sudoración profusa, piel caliente, etc.

En estos días calurosos, la hidratación es importante.

Otras condiciones menores, pero también inoportunas nos pueden suceder gracias a la onda de calor: la insolación, los desmayos, las enfermedades de la piel y diarreicas, así como la más frecuente, la deshidratación, se pondrán al orden del día.

Lo mejor que se puede hacer es intentar mantenernos hidratados, así como intentar permanecer en estancias ventiladas o donde la temperatura no sea inclemente. De la misma forma, limitar actividades físicas que demanden movimiento como trotar o ir al gimnasio a horas en donde el clima esté un poco más fresco; sea temprano por la mañana, o por la noche.

Es posible que el pico máximo de la ola de calor de este verano se alcance este viernes 28 de junio; así que como se dice por allí, en guerra avisada…

Fuente: Euronews

También te puede interesar:

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.